• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rusia acusa a la ONU de tomar partido en Ucrania

Personas a favor de Rusia toman edificios en Ucrania y se enfrentan a ucranianos | EFE

Personas a favor de Rusia toman edificios en Ucrania y se enfrentan a ucranianos | EFE

El informe presentado ante el Consejo de Seguridad es considerado por el país de Europa como parcializado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Consejo de Seguridad de la ONU vivió hoy un nuevo episodio del enfrentamiento que protagonizan Rusia y Occidente en torno a Ucrania, con Moscú acusando a las Naciones Unidas de tomar partido por Kiev y con duras críticas de Estados Unidos y sus aliados a la política del Kremlin.

Lejos de rebajar el tono, las potencias volvieron a enzarzarse este miércoles en un acalorado debate, en vísperas de la reunión que mantendrán el jueves Estados Unidos,  la Unión Europea, Rusia y Ucrania en Ginebra.

La cita de este miércoles tenía como objetivo principal repasar el informe sobre Ucrania elaborado por la misión de derechos humanos enviada por la ONU al país, un documento publicado el martes y que rebate gran parte de los argumentos del Kremlin en la crisis ucraniana.

Entre otras cosas, el texto desmintió que la minoría rusa en el este de Ucrania sufra un maltrato sistemático y denunció que hubo manipulación para hacer creer que así ocurría en Crimea y justificar la anexión rusa del territorio.

Para Rusia, el informe es "parcial" y ha sido "fabricado" para apoyar las posturas políticas de Occidente, aseguró miércoles su embajador, Vitaly Churkin.

Churkin advirtió de que, con ese documento, la oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos mina su papel como actor imparcial.

"Las palabras de la Federación Rusa despreciando el informe como parcial y sin fundamento son profundamente preocupantes", replicó la embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, que aseguró que la postura del Kremlin es un ataque a la comunidad internacional.

Según la representante estadounidense, "parece que la estrategia rusa es: si no te gusta el mensaje, dispara al mensajero".

Power aseguró que el informe de la ONU ofrece "una oportunidad de ver los hechos" tras "semanas de desinformación y propaganda rusas".

En la misma línea, el embajador francés, Gérard Araud, acusó a Rusia de "crear su propia realidad virtual, sin relación con el mundo real".

"El discurso ruso hoy ante el Consejo de Seguridad lo muestra", dijo Araud, que acusó a Moscú de aferrarse a unos extremos que "sólo pueden desembocar en un drama".

El embajador británico, Mark Lyall Grant, llamó a Rusia a dejar su "estrategia de desestabilización" y a "sentarse a la mesa de negociación".

Tanto las potencias occidentales como Rusia insistieron este miércoles en los argumentos que han empleado en las diez sesiones anteriores que el Consejo de Seguridad dedicó anteriormente a la crisis ucraniana.

Unos, acusando al Ejecutivo ruso de estar detrás de la sublevación en el este de Ucrania y de buscar repetir el escenario de Crimea, el Kremlin reiterando que no tiene nada que ver y justificando las acciones de las milicias prorrusas por las acciones del Gobierno ucraniano.

El propio embajador ruso admitió este miércoles que las discusiones "empiezan a recordar a un disco rayado" y acusó al resto de miembros de "no escuchar o no querer escuchar" sus palabras.

Al mismo tiempo, todas las partes confiaron en que la reunión de mañana en Ginebra pueda servir para encontrar una solución a un conflicto cada día más enquistado.

Power aseguró que se trata de una "oportunidad para resolver esta crisis a través de la democracia antes de que sea demasiado tarde", mientras que su homólogo francés calificó el encuentro de "crucial".

Araud advirtió además que si el diálogo fracasa o si Rusia cancela su participación, la imposición de nuevas sanciones sería "inevitable".

Churkin, por su parte, aseguró que Rusia tiene intención de acudir a Ginebra a menos que se produzca "alguna acción en el sureste de Ucrania" que le lleve a decidir lo contrario.

El embajador ruso criticó además que no se haya permitido la presencia en la cita de representantes de las regiones ucranianas, pero confió aún así en que el diálogo pueda dar frutos.