• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rusia, Irán y Siria abordan la conferencia de paz durante reunión tripartita

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, recibió a sus colegas iraní, Mohamad Yavad Zarif, y sirio, Walid al Mualem, según la Cancillería rusa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Siria abordaron durante una reunión tripartita en Moscú los preparativos para la conferencia de paz sobre el conflicto en el país árabe prevista para el 22 de enero.

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, recibió a sus colegas iraní, Mohamad Yavad Zarif, y sirio, Walid al Mualem, según la Cancillería rusa.

Al respecto, Lavrov tuvo que responder en rueda de prensa a las preguntas sobre la posible existencia de un proyecto tripartito para el arreglo del conflicto en Siria.

Las reuniones "no significan que haya un proyecto tripartito. No tenemos nada de que ocultar. No tenemos una agenda secreta", dijo.

Zarif se reunirá seguidamente en el Kremlin con el presidente ruso, Vladímir Putin, quien abogó hoy porque en la conferencia "participen todas las partes que son capaces de realizar una contribución positiva al arreglo del conflicto.

Y llamó a "apoyar activamente los esfuerzos de la comunidad internacional para los preparativos de la conferencia sobre Siria".

Teherán quiere participar en la conferencia que comenzará el próximo 22 de enero en la ciudad suiza de Montreux, pero no ha recibido aún la invitación oficial del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

"Si nos invitan, participaremos; si no, no asistiremos", dijo hoy Zarif tras reunirse con Lavrov.

Al mismo tiempo, Zarif subrayó que Teherán no aceptará ninguna condición previa para participar en Ginebra 2 "distinta a las que se presenten a los demás invitados".

Moscú mantiene que la presencia de potencias regionales como Irán y Arabia Saudí es crucial para el éxito de la conferencia, y así se lo hizo saber Putin al líder iraní, Hasán Rohaní, en una reciente conversación telefónica. A diferencia de Arabia Saudí, que ya ha recibido la invitación enviada por Naciones Unidas, Teherán todavía no tiene el plácet oficial.