• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rusia pidió a Al Asad dialogar con la oposición para detener conflicto

El presidente de Siria, Bachar Al Asad

El presidente de Siria, Bachar Al Asad

El jefe de la coalición de la oposición siria rechazó la invitación de Moscú para participar en esa capital en negociaciones en favor de una solución a la crisis en Damasco

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rusia, única potencia que mantiene estrechas relaciones con el régimen sirio, exhortó el viernes al presidente Bashar Al Asad a dialogar con la oposición para resolver el sangriento conflicto que devasta el país.

El jefe de la coalición de la oposición siria, Moaz El-Khatib, dijo, sin embargo, que rechazaba la invitación de Moscú para participar en esa capital en negociaciones de cara a una solución del conflicto y reclamó disculpas de Rusia, gran aliado del régimen sirio.

"Dijimos claramente que no iríamos a Moscú (...) y ahora queremos disculpas (del canciller ruso) Serguei Lavrov" por su injerencia en los asuntos sirios y por negarse a condenar "la matanza" del pueblo sirio, declaró Khatib al canal de televisión Al-Jazeera.

"Es posible que participemos en reuniones, pero únicamente en un país árabe, y si hay un orden del día claro", añadió.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores Serguei Lavrov, había llamado horas antes al régimen sirio a "hacer cuanto pueda por concretar sus intenciones de dialogar con la oposición".

Lavrov respondía así a una pregunta de la prensa sobre la reunión que mantuvo el jueves en Moscú con una delegación siria encabezada por un viceministro sirio de Relaciones Exteriores, Faisal Mokdad.

Pero el jefe de la diplomacia rusa declaró que su país sigue rechazando las exhortaciones de algunos países a que Asad dimita, y reiteró que este asunto es incumbencia del propio pueblo sirio.

Rusia, uno de los últimos apoyos de Damasco, multiplica últimamente las reuniones sobre el caso sirio

El emisario internacional para Siria, Lakhdar Brahimi, llegará el sábado a Moscú.

"Vamos a reunirnos para tener una vista de conjunto, con los puntos de vista de ambas partes" en el conflicto sirio, añadió Lavrov.

Previamente, un viceministro ruso de Exteriores, Mijail Bogdanov, afirmó a la agencia Ria Novosti que Moscú había enviado una invitación al jefe de la Coalición de la oposición siria, Moaz El Jatib, para que participe en las negociaciones.

Estas declaraciones se producen cuando la aviación bombardeaba este viernes la provincia de Damasco, después de una noche marcada por bombardeos y combates en barrios de la capital, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

"La aviación bombardeó por primera vez la localidad de Asal al Ward, en la región de Kalamun, matando a un civil, hiriendo a decenas de otros y destruyendo numerosas viviendas", precisó el OSDH, una organización radicada en el Reino Unido que se basa en una red de activistas y de médicos en el país.

El ejército se retiró el jueves de varias zonas cercanas a la capital después de ataques rebeldes contra puestos militares, según el OSDH, que teme nuevos bombardeos de la aviación.

Por la noche hubo combates y bombardeos en varios barrios de Damasco. Numerosos cohetes se abatieron sobre el barrio de Qabun (noreste).

Varias brigadas rebeldes lanzaron un ataque contra la base de Wadi Deif, en la provincia de Idleb, que era el último bastión militar de esa región que se encuentra en manos de las fuerzas armadas.

En el ámbito diplomático, hasta ahora Rusia ha bloqueado junto con China todos los proyectos de resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que condenaban al presidente sirio Asad y abrían el camino para aplicar sanciones o incluso recurrir a la fuerza.

Moscú niega sin embargo que apoye al régimen sirio, al que vende armas, y asegura que defiende el derecho internacional y desea evitar el caos y el terrorismo.

"La comunidad internacional no debe incitar ni a una ni a otra parte a la violencia, ni plantear condiciones preliminares", aseguró Lavrov.

"Con todo el respeto debido a la comunidad internacional, le corresponde al pueblo sirio decidir" sobre el futuro de Asad, subrayó el ministro ruso.

El presidente ruso, Vladimir Putin, también había insistido la semana pasada en este punto, aunque se cuidó de querer mantener "a cualquier precio" al régimen de Asad.

"¿Cuál es nuestra posición? No se trata de dejar al régimen de Asad en el poder a cualquier precio, pero ante todo (dejar que los sirios) se pongan de acuerdo entre ellos para decidir como quieren seguir viviendo", declaró Putin, en una conferencia de prensa.

El conflicto en Siria ha causado más de 45.000 muertos en 21 meses, según el OSDH.