• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rubio: Haré todo lo posible para bloquear el diálogo con Cuba

Senador republicano Marco Rubio / AP

Senador republicano Marco Rubio / AP

El senador estadounidense calificó de inexplicable la decisión del presidente Obama de premiar al régimen de Castro y comenzar el camino hacia la normalización de las relaciones con la isla caribeña

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El senador republicano por Florida Marco Rubio anunció su rechazo al levantamiento del embargo hacia Cuba y hará "todo lo posible" para bloquear en el Congreso las medidas tomadas por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Marco Rubio, de origen cubano, calificó de inexplicable la decisión del presidente Obama de "premiar al régimen de Castro y comenzar el camino hacia la normalización de las relaciones con Cuba".

En un comunicado, el senador republicano de Florida anticipó que utilizará su puesto en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado para intentar detener las acciones anunciadas por el presidente estadounidense.

Rubio declaró también a los medios de comunicación que la flexibilización del embargo "no traerá más democracia a Cuba, ni la liberación de los presos políticos", y se mostró convencido de que las medidas "no ayudarán en absoluto" a impulsar los derechos humanos en la isla.

Sin embargo, Rubio sí cree que el diálogo con Cuba servirá para darle al Gobierno de Raúl Castro "el impulso económico para ser una presencia permanente en Cuba durante varias futuras generaciones".

Los presidentes de EE.UU., Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, anunciaron hoy el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre sus países y el levantamiento de parte de las restricciones económicas que pesan desde hace 53 años sobre la isla caribeña.

El anuncio permitirá normalizar las relaciones entre dos naciones enemistadas desde 1961, cuando comenzó a aplicarse un embargo económico a Cuba que, para ambos mandatarios, ha sido perjudicial.

Obama dijo que es hora de poner fin a una política hacia Cuba que está "obsoleta" y que "ha fracasado durante décadas", mientras Castro anunciaba también el "restablecimiento de las relaciones diplomáticas" y "medidas mutuas para mejorar el clima bilateral".