• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rousseff, a un paso de su desincorporación

El miércoles se debe iniciarse la sesión para votar si se enjuicia a Rousseff | BBC Mundo

Presos encargados de separar a los simpatizantes y opositores al juicio político | BBC Mundo

El gobierno emprendió ayer una maniobra de último minuto ante el Supremo para anular el impeachment

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El pleno del Senado de Brasil comienza hoy la votación que podría instaurar el juicio político contra la presidente Dilma Rousseff. La sesión puede concluir con la separación del cargo de la mandataria por 180 días que dure la investigación por supuesta malversación de cuentas públicas.

La votación, que podría terminar mañana, ocurre a solo un día de que el presidente interino de la Cámara de diputados de Brasil, Waldir Maranhao, decidiera  apoyar la continuidad del proceso de destitución contra Rousseff, horas después de haber optado por lo contrario. Maranhao cambió de opinión luego de que su formación, el Partido Progresista, lo amenazara con expulsarlo, aseguró el diario O Globo.

Rousseff, por su parte, afirmó que está "cansada de los desleales y los traidores, pero no de luchar", y en el que pudo haber sido el último acto público de su mandato animó a las asistentes a una conferencia sobre políticas para las mujeres a "luchar". "El último día de mi mandato es el 31 de diciembre de 2018", dijo la jefe de Estado, quien aseguró que no renunciará al cargo.

Para que proceda el juicio contra la mandataria,  el impeachment debe obtener mayoría simple (41 de los 81 senadores). El conteo de O Globo reveló que 50 legisladores están dispuestos a votar a favor del juicio a Rousseff, 21 están en contra y 10 se abstendrán.

El gobierno movió sus fichas hasta el último minuto para evitar el juicio. La presidente se reunió con el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, mientras que el procurador introdujo un recurso ante el Tribunal Supremo de Brasil por supuestas irregularidades en el proceso de investigación.

La defensa de la presidente sostuvo ante la máxima corte que "el proceso debe ser anulado porque el ex presidente de la Cámara de diputados, Eduardo Cunha, suspendido la semana pasada, solo aceptó abrirle un juicio de destitución por venganza personal".

Entretanto, Almagro anunció que el organismo hará una consulta jurídica a la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el proceso de impeachment  para evaluar la "protección y vigencia de los derechos humanos en este caso, especialmente en derechos civiles y políticos que permiten el funcionamiento de la democracia". "Proceso de #Impeachment contra @dilmabr genera dudas e incertidumbre jurídica", escribió Almagro en su Twitter.

Un grupo de presos con el rostro cubierto para huir de los flashes y escapar del sol abrasador volvió  a la levantar ayer la valla metálica que separará hoy, frente al Senado, a los detractores de la presidente Dilma Rousseff, a un paso del precipicio político, y a sus simpatizantes, quienes claman contra lo que consideran un "golpe de Estado".

 La división ideológica entre ambos grupos volverá a estar separada por una cerca de 1.000 metros de extensión que parte desde el Senado. El mismo muro fue levantado también por presos en vísperas del pasado 17 de abril, cuando la Cámara Baja decidió, en una tensa votación, proseguir con el proceso contra Rousseff. Aquel domingo, miles de manifestantes se concentraron en la capital brasileña para gritar a favor y en contra de la mandataria.