• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rousseff apoyó reservar investigación de supuesta corrupción de Lula da Silva

Lula da Silva, ex presidente de Brasil, junto a su correligionaria Dilma Rousseff | Foto: AFP

Lula da Silva, ex presidente de Brasil, junto a su correligionaria Dilma Rousseff | Foto: AFP

La oposición objetó el nombramiento del político brasileño ante la justicia tras conocerse los hechos que lo delataban como posible culpable 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, declaró hoy que la decisión del Tribunal Supremo de reservarse todo lo relativo a una investigación por supuesta corrupción a su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, "establece la primacía de la ley".

Según Rousseff, "todos deben preocuparse si los procesos no se hacen dentro de la ley", porque "la base del estado democrático es el cumplimiento de la legislación".

Ayer martes, la corte retiró la investigación sobre Lula del ámbito del juez federal Sergio Moro, responsable del caso de corrupción de la empresa estatal Petrobras, y decidió que será el propio Supremo el que llevará lo relativo al ex presidente.

La decisión se tomó después de que Moro difundiera grabaciones de escuchas hechas al teléfono de Lula, autorizadas por la Justicia por su condición de investigado, en las que incluyó conversaciones con la propia Rousseff.

El gobierno condenó tanto la escucha como la difusión de las grabaciones en las que aparecía la presidenta, lo que Moro justificó al señalar que Rousseff fue grabada de forma "fortuita", porque el teléfono que estaba intervenido era el de Lula.

Sobre la difusión, hecha una vez que el ex presidente fue nombrado ministro por su pupila política, Moro explicó que el contenido de las grabaciones era de "interés nacional".

La oposición objetó el nombramiento de Lula ante la justicia tras conocerse esas grabaciones, pues consideró que la decisión de hacerlo ministro pretende "blindarlo" con fueros privilegiados y dilatar la investigación, que saldría de la órbita de Moro para recalar en el Supremo.

Tras decenas de demandas presentadas en tribunales de primera instancia contra el nombramiento de Lula, el Supremo decidió que analizará el caso y determinará la próxima semana si el ex presidente puede asumir un cargo en el gobierno, en su condición de investigado por supuesta corrupción.