• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rousseff se debilita tras perder a su principal aliado

De izquierda a derecha, el presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunhas; el senador Romero Jucca y el ex ministro de la aviación civil, Eliseo Padilha

De izquierda a derecha, el presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunhas; el senador Romero Jucca y el ex ministro de la aviación civil, Eliseo Padilha

Las grandes centrales empresariales publicaron ayer un manifiesto en los principales diarios brasileños a favor del juicio político contra la mandataria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ruptura anunciada hoy por el Partido del Movimiento Democrático Brasileño con el gobierno de la presidente Dilma Rousseff pudo haberle generado a la mandataria la sensación de haber estado “durmiendo con el enemigo”, en momentos en que enfrenta la amenaza de un posible juicio político.

El desembarque del PMDB, la fuerza política más importante de Brasil, es también una ruptura con el socialista Partido de los Trabajadores, en el poder desde 2003, y uno de sus mayores antagonistas históricos en el plano ideológico.

Desde la caída de la dictadura, el PMDB participó en todos los gobiernos: con José Sarney (1985-1990); Fernando Collor de Melo (1990-1992); Itamar Franco (1992-1995) y Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), a los que siempre se opuso todo el arco de izquierdas encabezado por el PT. Sin embargo, el PMDB se plegó a esa fuerza de izquierdas en 2005, cuando el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva lo usó de bastón en momentos cuando tambaleaba acorralado por escándalos de corrupción que lo tuvieron al borde de un juicio político como el que hoy amenaza a Rousseff, su sucesora y heredera política.

Como consecuencia de esos escándalos, el PT perdió ocho diputados que renunciaron a su militancia en protesta por la línea económica liberal adoptada por Lula y por las corruptelas, todo lo cual sirvió para abrirle las puertas del poder otra vez al PMDB.

“A partir de hoy, ( ayer) en esta reunión histórica el PMDB se retira de la base del gobierno de la presidente Dilma Rousseff y nadie en el país está autorizado a ejercer cualquier cargo federal en nombre del PMDB”, proclamó el senador Romero Jucá, vicepresidente del partido, que presidió una reunión de menos de tres minutos en el Congreso en Brasilia, en medio de aplausos y de gritos de “¡Brasil presente, Temer presidente!", en referencia al vicepresidente Michel Temer, favorable a la ruptura. El partido se declaró independiente.

El PMDB también decidió que sus seis ministros debían entregar los cargos, una medida que genera resistencia en algunos de los involucrados.

La partida del PMDB, principal bancada en ambas Cámaras, debilita a Rousseff, que enfrenta un proceso de destitución por supuesto maquillaje de las cuentas públicas

“El gobierno de la presidente brasileña, Dilma Rousseff, llegó a su fin, afirmó el socialdemócrata Aecio Neves, quien junto con otros líderes opositores prometió respaldar a quien suceda a la mandataria de izquierda, en caso de impeachment.

"Impeachment ya". Las grandes centrales empresariales de Brasil, lideradas por la Federación de las Industrias del estado de Sao Paulo, la mayor y más influyente patronal del país, publicaron ayer un manifiesto a favor del juicio político contra Rousseff en los principales diarios nacionales.

La publicidad, suscrita por las más de 400 entidades que apoyan la campaña "No voy a pagar el pato" contra el aumento de impuestos impulsado por el gobierno, fue difundida en Folha, de Sao Paulo, O Estado, de Sao Paulo, y O Globo, de Río de Janeiro, los tres grandes periódicos de Brasil. Bajo el lema "impeachment ya", en referencia al juicio en el Legislativo que puede despojar a Rousseff del cargo y cuyo proceso tramita en la Cámara de Diputados.

Rousseff canceló el viaje que debía realizar esta semana a Washington para participar en una cumbre de seguridad nuclear, a causa de la crisis en el seno de su coalición de gobierno.