• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rousseff celebra fondos petroleros para educación

Dilma Rouseff | Reuters

Dilma Rouseff | Reuters

Según el modelo de concesión utilizado por Brasil para la explotación de sus reservas de petróleo, entre 10% y 15% de cada barril de crudo extraído es pago al gobierno federal, estados y municipios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta Dilma Rousseff celebró el lunes la destinación de las regalías generadas con la explotación petrolera en Brasil a la educación y la salud, dos de las principales exigencias de las recientes protestas populares en el país.

"Siempre defendí que las riquezas del petróleo, que son finitas y un día acaban, sean invertidas en educación. Para mí y mi gobierno la educación es el principal pilar para transformar a Brasil en una gran nación, para asegurar la emancipación de nuestro pueblo de la pobreza", declaró Rousseff en su programa radial semanal Café con la Presidenta.

Celebró la votación de la semana pasada en el Congreso que acordó destinar 75% de las regalías generadas por la explotación petrolera a la educación y el 25% restante a la salud.

Según el modelo de concesión utilizado por Brasil para la explotación de sus reservas de petróleo, entre 10% y 15% de cada barril de crudo extraído es pago al gobierno federal, estados y municipios en forma de regalías.

Bajo la ley aprobada por el Congreso, esos recursos deben ser destinados enteramente a la educación y la salud.

Rousseff explicó que con las reservas petroleras ya descubiertas, ese monto podría alcanzar unos 50.000 millones de dólares que serán utilizados para mejorar la enseñanza en el país, lo que podría aumentar con eventuales nuevos hallazgos.

El gobierno originalmente propuso que 100% de esos recursos fueran destinados a la educación, pero el Congreso decidió destinar una cuarta parte de las regalías a la salud.

"Cada vez que descubramos un campo nuevo de petróleo, una parte de esa riqueza será usada para mejorar nuestras escuelas y nuestros hospitales", sostuvo la mandataria.

La discusión sobre los recursos petroleros surgió en respuesta al descubrimiento de un gran campo de hidrocarburos en aguas profundas, conocido como pre-sal por estar situado bajo una capa de sal corrosiva.

Cálculos extraoficiales indican que el pre-sal podría contener entre 55.000 y 100.000 millones de barriles de petróleo, cuya explotación convertiría a Brasil en exportador neto de crudo. El país también posee reservas de hidrocarburos en tierra aunque de un volumen menor.