• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rousseff: Violencia contra la mujer avergüenza a las sociedades

Rousseff advirtió al diario Folha de Sao Paulo que publicar informesclasificados es delito | AFP

Dilma Rousseff | AFP

A través de la red social Twitter la presidenta citó la Ley María da Penha, una severa legislación destinada a combatir la violencia doméstica que entró en vigor hace siete años en Brasil

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó este lunes que la violencia contra la mujer "avergüenza a las sociedades" y aseguró que combatirla "es una condición para toda nación" que pretenda ser "más justa, ciudadana y solidaria".

La mandataria se pronunció sobre la celebración hoy del Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, establecido por la ONU en 1999, y señaló que en Brasil "las cosas están cambiando", pese a que no se han podido erradicar totalmente los maltratos.

A través de la red social Twitter, Rousseff citó la Ley María da Penha, una severa legislación destinada a combatir la violencia doméstica y de género que entró en vigor hace siete años en Brasil, de la cual aseguró que ha sido el inicio del "combate a la violencia contra la mujer".

Apuntó además que su Gobierno avanza en un nuevo plan de refuerzo al combate a la violencia de género y asistencia a las víctimas, que fue diseñado bajo el molde del exitoso "Ciudad Mujer", creado por la primera dama de El Salvador, la brasileña Vanda Pignato.

Las "Casas de la Mujer", como han sido llamadas en Brasil, "serán el camino para garantizar un combate permanente e sistemático a esa violencia", indicó Rousseff.

El Gobierno brasileño pretende construir inicialmente una "Casa de la Mujer" en cada uno de los 27 estados del país.

En esos centros, que comenzarán a funcionar a mediados del 2014, las mujeres víctimas de violencia recibirán atención psicológica, social, jurídica, sanitaria y orientación en la búsqueda de trabajo.

Según un informe difundido en septiembre pasado por el estatal Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (IPEA), la Ley María da Penha ha animado a las mujeres a denunciar los abusos que sufren, pero ha sido poco eficaz para contener los maltratos.

Entre otros datos, ese informe concluyó que la tasa de homicidios de mujeres por parte de sus compañeros fue de 5,28 para cada 100.000 habitantes entre 2001 y 2006, pero agregó que ese índice permaneció casi estable entre 2007 y 2011, cuando fue de 5,22 por cada 100.000 habitantes.

El IPEA calificó la reducción de los homicidios entre ambos periodos como "sutil" e instó al Gobierno a adoptar otras medidas para reducir la violencia contra las mujeres, por lo general practicada por sus compañeros o excompañeros.

Según el IPEA, entre 2001 y 2011 se registraron unos 50.000 casos de mujeres muertas en casos de violencia doméstica y de género, de los que la mitad fueron con armas de fuego y un 34 % con armas blancas.