• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rousseff y Rajoy impulsan cooperación económica bilateral

Dilma Rousseff y Mariano Rajoy / AFP

Dilma Rousseff y Mariano Rajoy / AFP

En Madrid, los mandatarios analizaron la posible participación de empresas españolas en infraestructuras brasileñas y en la construcción de buques para ese país. Por su parte, el rey Juan Carlos animó a las empresas brasileñas a invertir en España

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, y la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, presidieron hoy en Madrid una cumbre bilateral de marcado carácter económico, en la primera visita oficial de la mandataria a España.

Rousseff, que llegó a Madrid después de participar el pasado fin de semana en la Cumbre Iberoamericana de Cádiz, mantuvo un encuentro con Rajoy para analizar la posible participación de empresas españolas en infraestructuras brasileñas y en la construcción de buques para ese país.

Posteriormente, y tras ofrecer una conferencia de prensa conjunta, la presidenta de Brasil acudió a un almuerzo con el rey Juan Carlos, quien animó a las empresas brasileñas a invertir en España.

Roussef calificó de "franca y productiva" su reunión con Rajoy, en la que ambos abordaron asuntos bilaterales, la crisis económica que vive Europa, temas comerciales y conflictos internacionales como la actual ofensiva israelí contra la franja palestina de Gaza.

En la conferencia de prensa, Rousseff advirtió al jefe del gobierno español que sólo con medidas de austeridad no se puede salir de la crisis, aunque dejó claro que no busca dar "recetas" a España.

Aclaró que hablaba desde la experiencia y tras haber aprendido de "los errores" cometidos por Brasil, que durante dos décadas sólo luchó con medidas de ajuste fiscal.

"Solo logramos salir de la crisis cuando empezamos a combinar medidas como el control de la inflación con otras para la distribución de los ingresos", señaló la mandataria brasileña.

La presidenta de Brasil manifestó que las relaciones bilaterales se encuentran en "un momento muy prometedor", y recordó que el pasado año la relación comercial alcanzó los 8.000 millones de dólares y que Brasil es "uno de los principales inversores e España entre los países emergentes".

El jefe del Ejecutivo español detalló alguna de las cuestiones abordadas respecto a la participación de empresas españolas en proyectos brasileños.

Rajoy dijo que conversó con Rousseff sobre el tren de alta velocidad que unirá Río de Janeiro y Sao Paulo, de Petrobrás.

También se refirieron a la construcción de buques y de las necesidades que tiene Brasil para hacer contrataciones ante las infraestructuras que quiere acometer.

Aseguró que ya hay contactos al respecto y que las empresas españolas están muy interesadas en esos proyectos.

Rajoy comentó que aprovechó la reunión para explicar a la presidenta brasileña que las empresas españolas son muy buenas en muchos sectores como el eléctrico, consultoría u obra civil y astilleros.

Por su parte, el rey Juan Carlos I animó a las empresas brasileñas a invertir en España, e hizo hincapié en los vínculos y afinidades que existen entre España y Brasil.

En su alocución, Rousseff indicó que en el ámbito multilateral "Europa y España tienen en Brasil un aliado dispuesto a participar en un pacto a favor del crecimiento, la recuperación de la demanda global y el empleo".

El rey manifestó la necesidad de que los dos países sigan estrechando sus relaciones económicas, dentro de una "interdependencia" creciente que se aprecia en el hecho de que España es el mayor inversor europeo en Brasil y el segundo del mundo, en sectores "muy importantes".

"España se ha convertido ya en la base europea para muchas empresas iberoamericanas, y queremos que lo sea también para las brasileñas", apuntó el monarca, quien aseguró a Rousseff que podrá contar con España para contribuir al "éxito" de Brasil en la organización del mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

EL rey también se refirió a la superación de la crisis con Brasil por los impedimentos a sus ciudadanos para visitar España, y apostó por facilitar la estancia temporal en el país latinoamericano de profesionales españoles altamente cualificados para cubrir sus necesidades de mercado.

En el ámbito cultural, no olvidó mencionar el interés que Brasil tiene por la lengua española, ya que es el país con más centros del instituto Cervantes.