• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rousseff presentó en Nueva York las oportunidades de inversión que ofrece su país

Dilma Rousseff en la ONU / EFE

Dilma Rousseff en la ONU / EFE

La mandataria brasileña sostuvo que "en los últimos diez años, el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil creció un 40 % en términos reales, la inversión aumentó 70 % y el comercio minorista se expandió un 120 %"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, presentó hoy en Nueva York las oportunidades de inversión que ofrece su país en infraestructuras, un área a la que consideró como la "llave" del crecimiento y el desarrollo.

"Tenemos muchos números para ilustrar las buenas perspectivas" que ofrece el país, dijo Rousseff a decenas de inversores reunidos en un seminario organizado al margen de la Asamblea General de la ONU, ante la cual la presidenta brasileña intervino este lunes.

Rousseff sostuvo que "en los últimos diez años, el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil creció un 40 % en términos reales, la inversión aumentó 70 % y el comercio minorista se expandió un 120 %".

También citó que, en el mismo período, "la masa salarial creció un 65 % y la tasa de desempleo bajó hasta el 6 %".

No obstante, pese a esos datos positivos, admitió que Brasil tiene una urgente necesidad de modernizar sus infraestructuras de carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos.

Rousseff explicó los detalles de un programa anunciado por su Gobierno para la construcción y modernización de infraestructuras, que contempla inversiones por valor de 470.000 millones de reales (212.956 millones de dólares) hasta 2016.

"El objetivo es mejorar estructuralmente a la economía brasileña y contribuir a volverla más competitiva y más productiva", declaró la mandataria, quien dijo que para eso el país necesita atraer al capital privado nacional y extranjero.

También admitió que Brasil tiene un importante déficit de viviendas e invitó a los inversores a participar en el plan conocido como "Mi Casa, Mi Vida", volcado a la construcción de residencias para las clases baja y media.

Asimismo, dijo que Brasil también precisa reforzar la inversión en las áreas de tecnología, telecomunicaciones y educación, a fin de evitar que el país quede "relegado" y pierda ya no el tren, sino "el avión o el cohete de la historia".

Tras participar en el seminario sobre inversiones en Brasil, organizado por el Gobierno brasileño y el banco Goldman Sachs, Rousseff tenía previsto emprender el regreso a su país.

La presidenta llegó a Nueva York el pasado lunes y este martes, como es tradicional, abrió los debates de la Asamblea General de la ONU, en la que manifestó una fuerte queja por el espionaje global de las agencias de inteligencia de Estados Unidos, de la cual ha sido víctima directa.