• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rousseff dice que fue Lula quien inició la actual etapa contra la corrupción

Rosseff confirmó su viaje al país caribeño / EFE

Rosseff confirmó su viaje al país caribeño / EFE

El publicista Marcos Valerio Fernandes, condenado a 40 años de prisión en el llamado "juicio del siglo", durante el primer mandato de Lula, sostiene que éste estaba al corriente de todo e incluso se benefició económicamente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, defendió a su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, de las acusaciones de corrupción durante su mandato, y dijo que había sido precisamente él quien inició la actual etapa de lucha contra las prácticas corruptas en la política.

Rousseff, en una entrevista publicada hoy por el diario francés Le Monde, subrayó que ni ella ni su gobierno toleran la corrupción, y que si hay sospechas fundadas sobre una persona, debe dejar su cargo, aunque al mismo tiempo señaló que las investigaciones no deben caer en "la caza de brujas, propia de los regímenes autoritarios o de excepción".

Preguntada por si Brasil logra atajar la corrupción, contestó que "esta plaga afecta a todos los países" , que "la sociedad debe tener acceso a todos los datos gubernamentales", que "todos los que utilizan fondos públicos deben rendir cuentas" y que en Brasil ha puesto en línea un "Portal de la transparencia" que registra cada día todos los gastos públicos".

A ese mismo respecto, indicó que para ser candidatos a una elección, los brasileños no pueden haber sido condenados, que la Fiscalía es independiente, que la policía federal investiga, detiene y sanciona, "y que el que empezó esta nueva etapa de gobernanza es el antiguo presidente, Luiz Inácio Lula da Silva".

El publicista Marcos Valerio Fernandes, condenado a 40 años de prisión en el llamado "juicio del siglo", en el que 25 personas en total fueron consideradas culpables de corruptelas durante el primer mandato de Lula, sostiene que éste estaba al corriente de todo e incluso se benefició económicamente.

El pasado miércoles Rousseff, que estaba de visita oficial en Francia, descalificó esas alegaciones que a su juicio pretenden modificar "el inmenso respeto que el pueblo brasileño tiene al presidente Lula".