• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rousseff viaja hacia Cádiz para su primera Cumbre Iberoamericana

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil / AFP

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil / AFP

La presidenta se ajustará al programa oficial de la XXII Cumbre Iberoamericana, a la que según dijo a periodistas su ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, asistirá con "mucho entusiasmo"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, partió hoy hacia Cádiz, donde desde mañana asistirá a su primera Cumbre Iberoamericana, a la que seguirá el próximo lunes su también primera visita oficial a España, informaron fuentes oficiales.

En suelo gaditano, la presidenta se ajustará al programa oficial de la XXII Cumbre Iberoamericana, a la que según dijo a periodistas su ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, asistirá con "mucho entusiasmo", pues será su primera participación en estas citas.

Rousseff asumió la Presidencia de Brasil en enero de 2011 y no pudo participar en la Cumbre Iberoamericana celebrada en Paraguay, donde fue representada por su vicepresidente, Michel Temer.

Según Patriota, en una de sus intervenciones, Rousseff analizará "la situación actual de América Latina y del propio Brasil, trazando un contraste con los desafíos que enfrenta actualmente Europa" por la aguda crisis financiera.

En un comunicado en el que anunció la participación de Rousseff en la Cumbre, la cancillería brasileña destacó que la comunidad iberoamericana es uno de los motores de la cooperación sur-sur, con una media anual que supera los 1.200 proyectos bilaterales.

Asimismo, indicó que el flujo comercial entre Brasil y el resto de los países iberoamericanos era de 21.700 millones de dólares y que, en 2011, llegó a la suma de 99.000 millones de dólares.

También valoró las inversiones de los países iberoamericanos en Brasil, las cuales, encabezadas por las españolas, que representan más del 30 por ciento de ese total, llegaron a 132.600 millones de dólares en 2010.

En estos días previos a la Cumbre Iberoamericana y la visita de Rousseff a Madrid, España ha ganado protagonismo en los medios de comunicación brasileños y la revista Época Negocios le dedicó por completo un suplemento de 42 páginas a la realidad española, vista desde todos sus aspectos.

El suplemento incluyó un artículo del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien reafirmó el carácter "estratégico" de la relación entre ambos países y expresó su convicción de que es necesario que haya "más Brasil en España y más España en Brasil".

Rajoy garantizó que las relaciones económicas con Brasil "serán reforzadas" en los próximos años y cita como ejemplo el potencial de colaboración que se abre, entre otros factores, con el Mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Asimismo, citó "importantes programas" del Gobierno brasileño en otras áreas, como carreteras, puertos y aeropuertos y, en especial, el proyecto de un tren alta velocidad entre las ciudades de Río de Janeiro y Sao Paulo.

España tiene un particular interés en la licitación de las obras para ese tren, que ha sido convocada para mayo del año próximo y en el que empresas como Ineco y Renfe aspiran a competir sobre la base de su reconocida experiencia en esa área específica del transporte.

Más allá del tren, Rajoy sostuvo que hay muchas otras áreas en que las empresas españolas pueden ofrecer su "capacidad técnica", para ampliar una estrecha relación que ha hecho de España el segundo inversor extranjero en Brasil, con un acumulado de unos 47.000 millones de euros (59.700 millones de dólares).

Época Negocios publicó también un artículo del secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, quien señala que la Cumbre de Cádiz se realizará en un "período preocupante" para "los pueblos de la Península Ibérica" y "al mismo tiempo incentivador" para América Latina.

No obstante, sostuvo que esta cita reforzará la cooperación entre España, Portugal y América Latina, una región "en la que hay países que surgen con enorme fuerza en la comunidad internacional", como Brasil, "cuyo vigor y audaces reformas económicas y sociales lo sitúan como una de las potencias más importantes del planeta".

Tras participar en la Cumbre, Rousseff viajará a Madrid, donde el domingo, en plan privado, visitará algunos museos y, según dijeron a Efe fuentes oficiales, intentará hacer una rápida visita a Toledo.

El lunes, ya en el marco de su visita oficial a España, será recibida por el rey Juan Carlos I, tendrá un encuentro con Rajoy y participará además en un foro con empresarios de ambos países.