• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rivales de Donald Trump piden dinero para financiar campañas

El magnate, que no fue invitado a la exclusiva reunión de los aspirantes republicanos, ironizó sobre el encuentro asegurando que viajaron a "mendigar dinero"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cinco de los aspirantes republicanos a la Presidencia de EEUU acudieron este fin de semana a un hotel de lujo en California para cortejar las arcas de Charles y David Koch, los hermanos más ricos del país, que prevén gastar 889 millones de dólares en campañas conservadoras para las elecciones de 2016.

Los precandidatos Jeb Bush, Marco Rubio, Ted Cruz, Scott Walker y Carly Fiorina acudieron a la reunión anual de simpatizantes de los hermanos Koch en un complejo vacacional de Dana Point (California), que se alargará hasta el lunes y al que asisten unos 450 donantes republicanos, reseñó Efe.

A sus 79 y 75 años, respectivamente, Charles y David Koch ocupan el sexto puesto en la última lista de los más ricos del mundo de la revista Forbes, con una fortuna de 42.900 millones de dólares procedentes fundamentalmente de la industria petrolífera.

Los magnates pertenecen al ala más conservadora del partido republicano y llevan años invirtiendo parte de su fortuna en campañas legislativas y presidenciales, pero en este ciclo buscan marcar un récord con la inversión de 889 millones de dólares.

Hoy, los hermanos conservadores instaron a los donantes del partido a unirse a su esfuerzo y hacer presión a favor de causas conservadoras desde ahora hasta 2016, durante la reunión en California, organizada por un grupo simpatizante de los magnates, la Cámara de Comercio Freedom Partners.

"¿Estarán con nosotros para ayudarnos a salvar nuestro país?", dijo Charles Koch a los donantes. "No podremos hacerlo sin ustedes y muchos otros. Rezo para que ustedes nos ayuden en esta lucha a largo plazo, de vida o muerte, por nuestro país", añadió.

Koch denunció el "gasto gubernamental irresponsable de ambos partidos que está llevando a la bancarrota a la nación" y una "política exterior que repite los errores del pasado y alimenta intereses especiales a expensas de la defensa nacional que de verdad mantiene seguros a los estadounidenses".

No se espera que los hermanos Koch expresen formalmente su apoyo a ninguno de los aspirantes republicanos durante las primarias del partido, pero sí se espera que sus filiales políticas entreguen suculentos cheques a los comités políticos asociados con precandidatos específicos.

Por eso, Walker y Fiorina se dirigieron este sábado a la reunión de donantes y Rubio lo hizo hoy, mientras que Bush y Cruz tienen previsto dar discursos durante la tarde del domingo.

Rubio atacó durante su intervención a la favorita en las primarias demócratas de 2016, Hillary Clinton, al asegurar que fue "irresponsable" al usar un servidor privado de correo electrónico durante su gestión como secretaria de Estado (2009-2013).

El senador por Florida criticó el "secretismo y drama constante que rodea (a los Clinton) dondequiera que van" y afirmó que el país "no puede permitirse cuatro años más" de eso.

El magnate Donald Trump, que no fue invitado a la exclusiva reunión de los Koch en California, ironizó hoy sobre el encuentro en su cuenta oficial de Twitter.

"Deseo buena suerte a todos los aspirantes republicanos que viajaron a California a mendigar dinero, etc., a los hermanos Koch. ¿Marionetas?", escribió Trump, favorito en las encuestas.

Los multimillonarios hermanos Koch, acusados en los últimos años por los demócratas de manejar la dinámica del partido republicano desde las sombras mediante sus inversiones, están invirtiendo ahora numerosos recursos en mejorar su imagen pública, según informó esta semana el diario The New York Times.