• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Río de Janeiro anticipa la Pascua con una muestra de esculturas de chocolate

Las obras fueron diseñadas por el maestro chocolatero brasileño Diego Lozano como preparación de la Pascua, una festividad de gran importancia para el comercio que cada año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El universo del hombre y los objetos que ha sido capaz de crear, tanto reales como imaginarios, forman parte de una exposición de esculturas de chocolate que se lleva a cabo en Río de Janeiro como anticipo a la festividad de la Pascua.

Las obras fueron diseñadas por el maestro chocolatero brasileño Diego Lozano como preparación de la Pascua, una festividad de gran importancia para el comercio que cada año hace las delicias de millones de niños con los tradicionales huevos de pascua.

Oriundo de Sao Paulo, donde tiene una escuela de confitería, Lozano ganó en 2007 el "Brazilian Chocolate Master" y en 2008 quedó finalista en el "World Chocolate Masters", un galardón que premia al maestro chocolatero más talentoso del año.

En la muestra, que se puede ver hasta el próximo 31 de marzo, día de la Pascua, en un centro comercial de la ciudad, veinte divertidas esculturas de chocolate sorprenden al visitante por sus vivos colores y originales formas, que van desde un cerdo a un surfista sobre una ola, pasando por una piraña o un extraterrestre.

La exposición se completa con un taller donde los más pequeños pueden decorar gratis sus propios huevos de pascua.

Mario y Emilia, monitores de este curso y miembros de la escuela de confitería, explicaron hoy a Efe que instalar las piezas fue "un desafío personal" y "un poco más complicado" de lo que imaginaban, ya que había que tener en cuenta condicionantes como la temperatura del aire acondicionado o que los módulos no se rompieran.

Una de las esculturas más impresionantes es una escultura de 1,20 metros de alto que consta de varios sectores, como una flor con todos sus pétalos y una "viga" sobre la que está apoyada el resto de la obra.

"Creo que tardamos una semana en montarla, pieza por pieza. Y después, conseguir hacer el encolado (de chocolate). Todas sus piezas están bien trabajadas. Hicimos cuatro o cinco para llegar a ese resultado", explicó Mario.

Cuando termine la exposición las obras de chocolate serán donadas, según los monitores del curso.