• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rice: Ataque en Bengasi fue espontáneo

La embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Susan Rice / Reuters

La embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Susan Rice / Reuters

La embajadora de EE UU para las Naciones Unidas, aclaró que el ataque al consulado estadounidense fue una acción carente de planificación u organización, impulsada por la película islamófoba

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ataque al consulado estadounidense en Bengasi (Libia) no fue planeado o coordinado y fue producto de la protesta espontánea contra la película antiislámica "La Inocencia de los musulmanes", según la embajadora de EE UU para las Naciones Unidas (ONU), Susan Rice.

Rice explicó hoy en una entrevista para la cadena ABC News que de acuerdo a la información que ha recopilado Estados Unidos, todo comenzó de manera espontánea a causa de los disturbios entre los extremistas, que contaban con armas pesadas.

"Lo que comenzó esto fue espontáneo, una respuesta no premeditada como lo que sucedió en El Cairo", subrayó la embajadora.

Sin embargo, el presidente libio, Mohamed el Magariaf, indicó hoy en una entrevista para la cadena CBS que las evidencias encontradas por las autoridades libias hasta el momento "no dejan ninguna duda" de que el ataque fue planeado de antemano.

"Fue planeado, sin duda, fue planeado por extranjeros, por personas que ingresaron en el país hace unos meses y que estaban planeando este acto criminal desde su llegada", insistió.

Además, el presidente libio especificó que los presuntos autores del ataque están vinculados de alguna manera a la red terrorista Al Qaeda, bien como afiliados o simpatizantes, aunque admitió que las autoridades libias aún desconocen las "verdaderas intenciones de los delincuentes".

Los ataques en la oficina consular de Bengasi se produjeron el martes pasado, en paralelo con las manifestaciones de protesta en Libia y Egipto contra un vídeo en el que se critica el Islam y se caricaturiza la figura del profeta Mahoma, además de coincidir con el aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Además del embajador Chris Stevens, el ataque en Bengasi costó la vida al funcionario Sean Smith y los exmilitares Tyrone Woods y Glen Doherty y supuso el comienzo de una serie de protestas violentas que se han extendido a varios países árabes.

El Gobierno de Barack Obama mandó un pelotón de unos 50 infantes de Marina a Yemen para reforzar la protección de sus diplomáticos y envió a las costas de Libia dos buques de guerra y a unos 50 marines, que están ya en el país árabe para reforzar la seguridad de las legaciones.

Por su parte, los agentes de la Oficina Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI) encargados de analizar el consulado estadounidense en Bengasi, retrasaron su viaje a Libia ante la inseguridad que aún hay en la región.