• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rey Felipe VI recordó ante las Fuerzas Armadas que "mandar es servir"

 El rey, en su primera celebración de la Pascua Militar, ha recuperado el vistoso protocolo castrense de este acto que tiene lugar en el Palacio Real, al pasar revista a una formación de la Guardia Real en el Patio de la Armería, donde ha sonado el himno nacional y la salva de 21 cañonazos/ EFE

El rey, en su primera celebración de la Pascua Militar, ha recuperado el vistoso protocolo castrense de este acto que tiene lugar en el Palacio Real, al pasar revista a una formación de la Guardia Real en el Patio de la Armería, donde ha sonado el himno nacional y la salva de 21 cañonazos/ EFE

Felipe de Borbón agradeció a todos los miembros de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil su "compromiso de lealtad y servicio a España y la Corona"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Rey Felipe VI de España, en su primera celebración de la Pascua Militar como jefe de los Ejércitos, recordó hoy a los miembros de las Fuerzas Armadas que "mandar es servir", y se comprometió ante todos ellos a cumplir esta máxima.

El monarca, en un acto celebrado en el Salón del Trono del Palacio Real de Madrid y acompañado por la Reina Letizia, animó a los militares españoles "a seguir trabajando con la misma abnegación, disciplina y lealtad, por nuestra gran nación, comprometidos con el presente y optimistas sobre nuestro futuro".

En su discurso rindió homenaje a su padre, el Rey Juan Carlos, que abdicó el 18 de junio. "A él dedico en este día el homenaje de gratitud y respeto que merece de todos nosotros", proclamó.

La celebración de la Pascual Militar en España se remonta al siglo XVIII, después de que el 6 de enero de 1782 Carlos III felicitara a las tropas españolas que recuperaron la ciudad de Mahón -en la isla mediterránea de Menorca- en poder de los ingleses.

Felipe de Borbón agradeció a todos los miembros de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil su "compromiso de lealtad y servicio a España y la Corona".

El monarca, que accedió al trono el pasado mes de junio, se dirigió por primera vez a las Fuerzas Armadas en una Pascua Militar, y en esta circunstancia les confesó sentir "el honor y la responsabilidad enormes" que suponen ser su "mando supremo".

Recordó que a él le enseñaron que "mandar es servir" y añadió "no habrá día en el que deje de recordar este principio, ni deje de sentir una inmensa gratitud y admiración hacia los hombres y mujeres que eligen -o eligieron- servir a su patria, a sus conciudadanos".

Vestido con uniforme de gala de la Armada, el jefe de las Fuerzas Armadas aludió a las misiones internacionales donde participan los soldados y guardias civiles españoles, que constituyen, dijo, "un motivo de orgullo para todos" por su "esfuerzo y entrega en defensa de los intereses de España".

A todos ellos les recordó que la UE, la OTAN y la ONU conocen bien su "dedicación y compromiso" y les valoran porque se han ganado su prestigio "día a día, con profesionalidad, rigor y disciplina, y llevando a gala la combinación de valentía, humanidad y empatía que tanto caracterizan al soldado español".

Felipe VI, en su primera celebración de la Pascua Militar, recuperó el protocolo castrense de este acto, al pasar revista a una formación de la Guardia Real en el Patio de la Armería del Palacio Real, donde sonó el himno nacional y la salva de 21 cañonazos.

El año anterior el acto de redujo debido a los problemas de salud del rey Juan Carlos I.