• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Republicanos mencionaron a Cuba y Venezuela como ejemplos de países sin democracia

Partido Republicano de EE UU

Partido Republicano de EE UU

“Lamentablemente, todavía hay países donde no se respetan las libertades básicas y donde los gobiernos no representan a sus pueblos”, declaró Mario Díaz-Balart

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Partido Republicano de EE.UU. citó este miércoles, en su réplica en lengua española al discurso sobre el Estado de la Unión del presidente Barack Obama, a Cuba y Venezuela, para poner a ambos países como ejemplos de falta de libertades y democracia.

El encargado de responder en español a Obama fue el representante republicano por Florida Mario Díaz-Balart, quien pronunció un discurso prácticamente idéntico al de su compañera de partido, Nikki Haley, que lo ofreció en inglés, pero añadió una mención a los países latinoamericanos.

“Lamentablemente, todavía hay países donde no se respetan las libertades básicas y donde los gobiernos no representan a sus pueblos”, apuntó Díaz-Balart para comparar esa situación con la de EE.UU.

“En nuestro propio hemisferio, el pueblo cubano no ha tenido una elección libre en más de 57 años y las detenciones políticas y la represión siguen aumentando. El pueblo deVenezuela sufre la existencia de presos políticos y la corrupción de las instituciones democráticas más importantes”, indicó.

El legislador de origen cubano también puso como ejemplos de países con falta de libertades a Irán y Corea del Norte.

“Los mulás en Irán entregados al islamismo radical y con ambiciones nucleares prohíben la disidencia y encarcelan a los periodistas independientes. En Corea del Norte, el pueblo permanece aislado del resto del mundo sin acceso a internet ni a los medios de comunicación”, indicó.

Díaz-Balart intervino al término del último discurso sobre el Estado de la Unión del presidente Barack Obama, que cumplió su promesa de dar un discurso “no tradicional”, en el que sacó pecho por sus logros, denunció la retórica “del miedo” republicana y urgió a todos los ciudadanos a luchar por un mejor sistema político.