• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Republicanos urgen al Congreso de EE UU a actuar a favor del medio ambiente

Panorámica de una tormenta en la isla de Corsia en el Mediterráneo | AFP

Panorámica de una tormenta en la isla de Corsia en el Mediterráneo | AFP

El calentamiento global es un asunto muy controvertido en Estados Unidos, donde el Congreso no logra aprobar legislación alguna al respecto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuatro exdirectores de la agencia estadounidense de Medio Ambiente (EPA, en inglés) durante gobiernos republicanos urgieron el miércoles al Congreso a buscar soluciones para frenar el calentamiento global, e invitaron a los escépticos a dejar de negar evidencias científicas.

Los responsables de la EPA durante las presidencias de Richard Nixon, Ronald Reagan, George Bush y del hijo de éste George W. Bush afirmaron que ya no había lugar para debatir si las actividades humanas eran responsables del calentamiento global.

"Hace varios meses, después de haber conversado entre nosotros, los cuatro administradores de la EPA sentados hoy ante la comisión concluimos que estábamos todos convencidos por el veredicto aplastante de los científicos, según quienes la Tierra se calienta y los humanos son los únicos contribuyentes controlables de este fenómeno", declaró William Ruckelshaus, quien dirigió la EPA cuando gobernaba Richard Nixon al principio de los años 1970.

"Hay un consenso científico sobre el clima, necesitamos ahora un consenso político", insistió Christine Todd Whitman, quien encabezó la EPA durante la administración de George W. Bush.

"Los dos partidos, republicano y demócrata, supieron coincidir en objetivos en común cuando comenzó la política de protección del medio ambiente (en los años 1970) y es urgente que lo hagan de nuevo", dijo.

Según un sondeo de NBC y de The Wall Street Journal publicado el miércoles, 67% de los estadounidenses apoyan al presidente Obama en cuestiones de clima declarándose a favor de las últimas propuestas de la EPA. Sólo 29% se opuso.

El calentamiento global es un asunto muy controvertido en Estados Unidos, donde el Congreso no logra aprobar legislación alguna al respecto.

La mayoría de los republicanos cuestionan las conclusiones de científicos, según las cuales las emisiones de gas de efecto invernadero, como el dióxido de carbono (CO2), resultan de la combustión de energías fósiles (carbón y petróleo).

Por otro lado, los demócratas buscan que se aprueben medidas para reducir estos valores en la atmósfera, como implementar un mercado de emisiones de CO2 llamado "cap and trade", que beneficiaría las energías limpias y penaría el carbono.

Ante la parálisis en el Congreso, el presidente Barack Obama anunció el 2 de junio nuevas normas sobre las emisiones de CO2 en las centrales nucleares que funcionan mucho a base de carbón y a las que se adjudica un tercio de la contaminación de este tipo en el país.

La meta es reducir las emisiones de CO2 de estas centrales en 30% hacia 2030, con respecto a los valores de 2005.