• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Polémica en República Dominicana por liberación de venezolanos apresados con drogas

El avión con bandera venezolana donde se encontró el cargamento de drogas seguirá decomisado en República Dominicana | Foto: dncd.gob.do

El avión con bandera venezolana donde se encontró el cargamento de drogas seguirá decomisado en República Dominicana | Foto: dncd.gob.do

Una jueza que dio libertad “pura y simple” a cinco venezolanos. Esto es el centro de la crítica por parte del organismo antinarcóticos de ese país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una jueza dominicana otorgó la libertad “pura y simple” a cinco venezolanos que fueron apresados el jueves pasado con un cargamento de 359 kilos de cocaína.

La decisión de la jueza Aristida Mercedes, de la Oficina de Atención Permanente de La Romana, fue duramente criticada este domingo por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) de ese país.

El organismo consideró la sentencia como un “estímulo al narcotráfico” y una acción que empaña “sensiblemente” la imagen de la justicia dominicana.

“No entendemos cómo cinco personas apresadas en flagrante delito, con un cargamento de cocaína superior a los 359 kilos, fueron dejadas en libertad por esta jueza interina de la Oficina de Atención Permanente de La Romana”, expresó la institución en un comunicado de prensa.

La DNCD identificó a los venezolanos como Carlos Justiniano, de 55 años; Jorge Henríquez, de 44; Gregory Frías, de 23; Gerardo Díaz, de 38, y Jean Carlos Díaz, de 35 años.

Cuatro de ellos arribaron en avión, que también fue confiscado junto a una serie de objetos y otros bienes, mientras que un quinto los esperaba en un vehículo a las afueras del aeropuerto, según dijo el organismo antinarcóticos.   

La droga, luego de ser pesada y examinada por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, resultó ser 359.62 kilos de cocaína pura y estaba distribuida en 349 paquetes dentro de tres maletas y dos bultos escondidos en el avión.

De acuerdo con el organismo el decomiso fue el resultado de varias semanas de un seguimiento sobre un flujo de droga procedente de Suramérica, utilizando a República Dominicana como puente para enviarla a Estados Unidos.