• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Representantes prorrusos llegan a Minsk para nueva ronda de negociaciones

Alexander Zakharchenko, líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk asistió a la reunión | EFE

Alexander Zakharchenko, líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk asistió a la reunión | EFE

La reunión del Grupo de Contacto está en duda debido las reticencias de Kiev

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los representantes de los separatistas prorrusos de autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL) llegaron hoy a Minsk para participar en una nueva ronda de negociaciones en el marco del Grupo de Contacto para el arreglo del conflicto en el este de Ucrania.

"Ya estamos en Minsk y tenemos el propósito de participar en la reunión del Grupo de Contacto", dijo a la agencia rusa Interfax el negociador jefe de la RPD, Denis Pushilin.

El representante de los separatistas de Donetsk indicó que ni él ni el negociador de la RPL, Vladislav Deinego, han recibido "ninguna comunicación oficial sobre la negativa de la parte ucraniana de participar en la reunión o el aplazamiento de la misma".

La reunión del Grupo de Contacto (Ucrania, Rusia y la OSCE, más los representantes de los prorrusos) fue convocada para hoy, pero su celebración está en duda debido las reticencias de Kiev.

El expresidente ucraniano Leonid Kuchma, representante del Gobierno de Kiev en el Grupo de Constacto, aseguró ayer que el encuentro sólo será posible si acuden a él los líderes de los rebeldes: Alexandr Zajárchenko (RPD) e Igor Plotnitski (RPL).

La situación en la zona de conflicto se ha deteriorado considerablemente en los últimos días debido a la intensificación de los combates entre las milicias separatistas y las fuerzas gubernamentales ucranianas, pese a la tregua declarada el 9 de diciembre pasado.

Casi 5.000 personas, entre civiles y combatientes, han muerto en las regiones orientales ucranianas de Donetsk y Lugansk desde abril del año pasado, cuando Kiev lanzó una operación militar contra la sublevación separatista que estalló tras el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich, en febrero de 2014.