• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Renuncia primer ministro iraquí presionado por la comunidad internacional

La decisión de Maliki fue calificada de “un gran paso adelante” por Estados Unidos y de “un paso histórico” por la ONU / AFP

La decisión de Maliki fue calificada de “un gran paso adelante” por Estados Unidos y de “un paso histórico” por la ONU / AFP

Lo sustituye Haidar al Abadi, quien deberá ser capaz de impulsar los cambios profundos que requiere Irak para volver a ser un país unido y no dividido en facciones étnico-religiosas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro iraquí Nuri al Maliki aceptó finalmente ceder el poder, bajo la presión de una comunidad internacional deseosa de ver la instalación de un nuevo poder con capacidad para enfrentar la ofensiva yihadista y la crisis humanitaria que ha generado.

Para ayudar a frenar el avance de los yihadistas del Estado Islámico (EI) en el norte del país, los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea estaban reunidos este viernes en Bruselas para reforzar el apoyo militar a los combatientes kurdos.

El Consejo de Seguridad de la ONU debía, por su parte, votar medidas tendentes a impedir que los yihadistas en Irak y en Siria sigan siendo abastecidos en hombres y en dinero.

Después de la afirmación de Washington de que sus ataques sobre las posiciones yihadistas habían salvado la vida a los desplazados yazidis, las organizaciones humanitarias seguían midiendo la magnitud del desastre provocado por la huida de cientos de miles de iraquíes de sus casas ante el avance de los yihadistas.

Tras la partida del chiita Al Maliki, en el poder desde 2006, la gran pregunta es si el nuevo primer ministro, su correligionario Haidar al Abadi, será capaz de impulsar los cambios profundos que requiere Irak para volver a ser un país unido y no dividido en facciones étnico-religiosas.

Después de dos mandatos, Nuri al Maliki declaró el jueves que con su renuncia a desempeñar un tercer mandato quiere “facilitar el avance del proceso político y la formación del nuevo gobierno”. Pero según sus detractores, su política ha sembrado demasiada discordia entre los sunitas, mayoritarios en el centro del país, tomado en buena parte por los yihadistas del Estado Islámico en una campaña relámpago en junio. La decisión de Maliki fue calificada de “un gran paso adelante” por Estados Unidos y de “un paso histórico” por la ONU.