• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Renuncia papal demuestra que el poder no puede depender de una persona

El papa Benedicto XVI / AFP

El papa Benedicto XVI / AFP

Jerarcas de la Iglesia Católica aseveraron que la decisión de Benedicto XVI debe llamar a la reflexión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jerarcas de la Iglesia Católica venezolana expresaron su admiración ante la decisión del papa Benedicto XVI de renunciar a la jefatura del Vaticano por considerar que su estado de salud no se lo permite. 

"¡Qué buen ejemplo da a la Iglesia y al mundo! Nos enseña que lo humano está en primer lugar y no la búsqueda del poder por el poder", dijo el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Diego Padrón. 

El primer vicepresidente de la CEV, monseñor Baltazar Porras, señaló que la renuncia del Papa tomó por sorpresa a prelados y fieles, aunque advirtió que es una decisión que va en consonancia con la personalidad humilde del sumo pontífice. 

"Es un ejemplo enorme de desprendimiento unido a un sentido profundo de no ocultar absolutamente nada. Es testimonio de que el ejercicio del poder no puede estar ligado a una persona. Esta renuncia debe llamar a la reflexión", dijo Porras. 

Monseñor Mario Moronta, que ocupa la segunda vicepresidencia de la CEV, descartó que su renuncia haya sido una medida tomada de forma apresurada. "Es una decisión muy valiente, serie y responsable". 

El canciller del Arzobispado de Caracas, monseñor Adán Ramírez, considera que la decisión del papa Benedicto XVI es una demostración de saber retirarse a tiempo y por el bien de la institución que dirige. 

"Sólo una persona inteligente es capaz de realizar estas cosas. Su santidad Benedicto XVI se presenta como un hombre valiente delante de la historia y honesto consigo mismo. Todos los cristianos debemos meditas sobre su ejemplo y ser honestos delante de Dios". 

El padre Numa Molina, párroco de la Iglesia San Francisco de Asís, refirió que Benedicto XVI siempre tomó decisiones controversiales e inesperadas. 

Calificó la renuncia como un gesto humilde y valiente. 

El vicario apostólico de Tucupita, monseñor Felipe González, aseguró que la decisión del Papa de mantenerse a la cabeza del Vaticano hasta el 28 de febrero no pone en peligro el normal desenvolvimiento de la iglesia católica: "Es una gran lección para todos porque a veces nos agarramos a un cargo y no queremos soltarlo". 

Reuniones con Chávez. Los prelados señalaron que Benedicto XVI siempre estuvo muy atento a la situación de Venezuela. No obstante, el Papa se reunió sólo una vez con el presidente Hugo Chávez, el 11 de mayo de 2006, cuando lo recibió en el Vaticano en una audiencia privada de 35 minutos. 

En marzo de 2012 surgieron especulaciones sobre la posibilidad de un segundo encuentro en Cuba, debido a que Chávez estaba en La Habana por razones médicas en los días en los que el Papa viajaría a la isla. 

Sin embargo, el mandatario nacional volvió a Venezuela dos días antes de la llegada del sumo sacerdote a la capital cubana. 

A diferencia de Juan Pablo II, que recibió dos veces a Chávez y que visitó Venezuela en dos oportunidades, Benedicto XVI nunca vino al país.