• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Relaciones EE UU-Cuba entre el cambio simbólico y la realidad

Aunque en la práctica los logros han sido pequeños, los cubanos han aumentado sus expectativas de progreso en lo económico y social

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El fin de las tensiones que por 54 años mantuvieron Estados Unidos y Cuba ha sido calificado por los analistas de avance importante para ambos países. Sin embargo, el cubano en la isla y el exiliado han visto poco de los logros de este nuevo lazo.
Muchos se quejan de que las políticas no priorizan las necesidades de la gente común. Darío, un joven de 26 años de edad, declaró a Efe que “ahora mismo el cubano de a pie no sale beneficiado más que en el plano simbólico, el de la esperanza”.
Pero lejos de lo abstracto ¿hay algún cambio en la práctica? A continuación algunas claves para entender de qué manera estas medidas han incidido en los cubanos.
 
Migración, visas y servicios consulares:
En la sede diplomática de Estados Unidos en La Habana los cubanos siguen haciendo filas para tramitar sus visas y exigen que se agilicen los procesos, difíciles de realizar para quien no cuenta con dinero.
El costo del trámite pasa de 300 dólares, afirmó el profesor de la Universidad de Indiana Gerardo González, y agregó que se duplicaron los inmigrantes cubanos a Estados Unidos porque “han relajado las restricciones para los visitantes temporales”, que van desde intercambios académicos y proyectos humanitarios hasta reuniones familiares.
Datos oficiales indican que desde 2005 cerca de 150.000 personas llegaron  a Estados Unidos ilegalmente y 300.000 por vías regulares. Expertos prevén que esta última cifra aumente.
Mientras tanto los exiliados exigen la apertura de consulados en otras áreas del país, puesto que los trámites solo se hacen en la sede en Washington. Los cubanos deben pagar 375 dólares para sacarse el pasaporte más 100 dólares que cobran las agencias o, en su defecto, el viaje hasta la capital, señala el portal de la sede diplomática.

Exiliados:
González asegura que hay nuevas oportunidades para los exiliados, que ahora pueden regresar a Cuba con facilidades: aumento de remesas y posibilidades de inversión en la isla, además de un mayor contacto con los residentes.
 
Remesas:
El Departamento de Estado indicó que los cubano-estadounidenses ahora pueden mandar hasta 700 dólares mensuales a familiares en Cuba, y las remesas pasaron de 500 a 2.000 dólares por trimestre para donativos a cubanos sin tener que solicitar una licencia. Se espera un impacto considerable para la economía cubana ya que las remesas son uno de los grandes recursos económicos de la isla, afirmó CNN.
 
Turismo:
Ricardo Torres, profesor del Centro de Estudios de Economía Cubana, dijo que los turistas en la isla subieron 15% luego del anuncio.
El ex decano de la Universidad de Miami Andy Gómez refirió que los cambios en la industria turística son una oportunidad de trabajo para los cubanos. “Se les ha permitido crear más paladares (restaurantes privados en casas) y que renten habitaciones. Aun cuando hay mejoras, sigue siendo un porcentaje muy pequeño del pueblo el que se beneficia”.
 
Inversión y comercio:
Aunque siempre se han llevado medicinas y alimentos a la isla, ahora las compañías estadounidenses pueden exportar otros bienes sin licencia. Torres aseguró que las inversiones extranjeras registraron un incremento considerable.
El profesor González destacó que “ahora también es posible para algunos negocios privados vender sus productos a Estados Unidos. Lo que contribuye a la expansión de la economía cubana”.
Pero Gómez destacó que la isla aun no cuenta con la infraestructura necesaria para implementar los cambios económicos. “Hay un cambio estructural en centros comerciales y el puerto de Mariel para las inversiones extranjeras, pero el verdadero cambio se empezará a ver en 2016”.

Internet:
A raíz de que compañías de telecomunicaciones han comenzado a instalarse en Cuba, “el gobierno de Castro abrió accesos a Internet, de 15 a 30 minutos, en 32 localidades de Cuba, principalmente en centros urbanos como La Habana y Santiago”, señaló Gómez, quien denunció que esto se dará por corto tiempo. “Es para que los jóvenes respiren, para que crean que el gobierno está haciendo algo para el cambio”.
 
DD HH:
Recientemente los opositores se quejaron de quedar a un lado de las conversaciones y que los representantes estadounidenses no se han reunido con ellos.
La Comisión Cubana de Reconciliación Nacional señaló que las detenciones de opositores en los primeros 6 meses de 2015 llegaron a 2.822 contra 5.904 del mismo período de 2014, aunque esta vez ha habido más violencia de las autoridades.
González afirmó que aunque no se ven cambios en este aspecto, “ya hay señales de que los cubanos están dispuestos a expresar sus opiniones y promover la sociedad civil”.

Wet foot, dry foot
:
Gómez aseguró que la medida, derivada de la Ley de Ajuste Cubano, en vigencia desde 1995, no ha variado. “La mayoría de las personas siguen entrando por la frontera de México, son cada vez menos los casos de balseros. Sin embargo, la situación tardará en cambiar para estos exiliados, puesto que en Estados Unidos actualmente hay una fuerte discusión por las reformas migratorias”.
 
En La Habana no todo sigue igual. Los cambios son pequeños pero han aumentado las expectativas de avance en lo económico y social. Gómez señaló que “el peligro para el gobierno será la transformación de una generación joven que estaba dormida porque nunca había visto algo diferente a Cuba, y ahora se llena de esperanzas”.