• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Reino Unido enviará más militares para entrenar a soldados iraquíes

Tropas estadounidenses se encuentran el territorio africano para ayudar a combatir el ébola / EFE

Tropas británicas viajarán a Irak para entrenar a soldados iraquíes / EFE

Hace tres años tropas británicas abandonaron Irak después del conflicto 2003

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Reino Unido enviará más militares a Irak para entrenar a los soldados iraquíes y "peshmerga" kurdos que luchan contra los yihadistas del Estado Islámico (EI), informó hoy el ministro británico de Defensa, Michael Fallon.

Durante una visita a Irak, Fallon dijo a la cadena británica BBC que se trata de una misión limitada y que no supone el despliegue de fuerzas terrestres en territorio iraquí.

El pasado septiembre, la Cámara de los Comunes dio luz verde a los bombardeos aéreos contra posiciones del EI en Irak, aunque la aprobación parlamentaria no incluyó ataques contra estas milicias extremistas en Siria.

"Vamos a reforzar nuestro esfuerzo de entrenamiento. No puedo aportar cifras precisas. Estoy aquí para evaluar las necesidades de entrenamiento", explicó el ministro.

Según Fallon, los británicos pueden ofrecer instrucción en áreas como la localización de bombas en las carreteras, ya que tienen especial experiencia por el trabajo que han desarrollado en Afganistán.

"Así que vamos a colocar más gente para ayudar en los centros de entrenamiento de todo el país, no sólo en las áreas kurdas", añadió.

Se espera que el personal británico viaje a Irak en las próximas semanas, tres años después de que las últimas tropas del Reino Unido salieran de territorio iraquí tras el conflicto iniciado en 2003.

El Reino Unido -que en 2003 se unió a Estados Unidos en una guerra iniciada supuestamente para destruir las armas de destrucción masiva del dictador Sadam Hussein- lanzó sus primeros bombardeos contra los militantes del EI el pasado 30 de septiembre, días después de que el Parlamento británico aprobara esa medida de fuerza.

Londres no ha ocultado la preocupación por el alcance de la violencia del Estado Islámico, milicia que ha decapitado a varios ciudadanos occidentales, entre ellos los británicos Alan Henning y David Haines y a los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff