• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Reino Unido no descansará hasta lograr un tratado sobre el comercio de armas

Ministro William Hague / AFP

Ministro William Hague / AFP

El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, recordó que "la comunidad internacional nunca había tenido una mejor oportunidad de llegar a un acuerdo global que haría del mundo un lugar más seguro"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Reino Unido "no descansará" hasta lograr un tratado sobre el comercio de armas global "efectivo", afirmó este viernes el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, después del bloqueo de Irán, Corea del Norte y Siria.

En un comunicado, el jefe del Foreign Office expresó la "decepción" del Ejecutivo británico después de que las negociaciones en la ONU para un nuevo Tratado sobre el Comercio de Armas concluyeran sin el "consenso" requerido para su aprobación y tras un frustrado intento liderado por México de sacar adelante el texto "por mayoría".

Hague recordó que "la comunidad internacional nunca había tenido una mejor oportunidad de llegar a un acuerdo global que haría del mundo un lugar más seguro".

"Hemos estado muy cerca. Es decepcionante que tres países hayan bloqueado un acuerdo histórico que estaba a nuestro alcance", dijo.

Después de dos intensas semanas de negociaciones en la ONU, y cuando una abrumadora mayoría de países daba por hecho que el tratado se adoptaría, Irán, Corea del Norte y Siria bloquearon a última hora el acuerdo, como ya ocurrió en julio pasado cuando Estados Unidos y otras naciones pidieron "más tiempo" para negociar.

El ministro británico recordó en la nota que pese al bloqueo "este tratado es demasiado importante para dejar que concluya aquí" y mostró su determinación de "llevarlo adelante".

"Ahora centraremos nuestros esfuerzos en asegurar la adopción del Tratado en la Asamblea General de la ONU tan pronto como sea posible", dijo.

Para ello, Hague agregó que tratarán de "promover el mayor apoyo posible" e indicó que cuando se adopte ese acuerdo, será el primer tratado que "establecerá el control de las transferencias de armas y las prohibirá para ser empleadas en genocidios o crímenes de guerra".

"Las exportaciones de armas serán denegadas si conllevan riesgos inaceptables", según Hague, que añadió que se "adoptarán pasos contundentes para evitar que las armas se deriven al mercado ilegal".