• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Reino Unido: Pruebas sobre armas químicas en Siria pueden estar degradadas

El ministro de Defensa del Reino Unido considera que "no hace falta ser un experto técnico para saber que, después de cualquier uso de un agente químico, habrá una degradación a lo largo del tiempo de las pruebas que puedan reunirse"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro de Defensa del Reino Unido, Philip Hammond, advirtió hoy que es posible que las pruebas de las que Estados Unidos y sus aliados disponen sobre el presunto uso de armas químicas por parte del régimen de Bachar Al Asad pueden haberse degradado demasiado para servir como evidencia demostrable.

"No hace falta ser un experto técnico para saber que, después de cualquier uso de un agente químico, habrá una degradación a lo largo del tiempo de las pruebas que puedan reunirse", dijo Hammond en una conferencia de prensa tras reunirse en Washington con el secretario de Defensa de EE UU, Chuck Hagel.

"Desde el punto de vista de construir una cadena de custodia de esas pruebas, claramente cuanto más tiempo haya pasado entre el uso de ese tipo de agentes y el momento en que adquieres una muestra, menos sólida será esa cadena de custodia", continuó.

Hammond sugirió, por tanto, que probablemente sería necesario un nuevo uso de armas químicas para tener pruebas claras del mismo en términos legales.

"No es que necesariamente sea necesario (un nuevo ataque), pero claramente, si hubiera un uso futuro de agentes químicos, eso generaría nuevas oportunidades para que establezcamos una evidencia clara de su uso, para llegar a un estándar legal de pruebas", indicó.

Hagel reconoció la semana pasada que los servicios de inteligencia estadounidenses han concluido, con "diversos grados de confianza", que el régimen de Al Asad ha usado armas químicas, especialmente gas sarín.

No obstante, las autoridades no han precisado cuándo obtuvieron esas pruebas ni han dado más detalles al respecto.

El secretario de Defensa estadounidense coincidió con lo expresado por su homólogo y subrayó que "hay un asunto legal relacionado con todo esto, y por eso las pruebas son tan sumamente importantes".

Hammond indicó en que la intención expresada por varios países occidentales de "establecer pruebas sobre la naturaleza y calibre" del supuesto uso de armas químicas envía "un claro mensaje" al régimen de Al Asad, y confió en que ese mensaje "tenga un efecto disuasorio".

El presidente de EE UU, Barack Obama, señaló hace meses al posible uso de armas químicas como una "línea roja" que le haría reconsiderar la opción militar en Siria, aunque este martes aseguró que esperará a tener a mano "los hechos" precisos al respecto antes de tomar una decisión.

Hagel reconoció hoy, sin embargo, que Estados Unidos está reconsiderando su oposición a proporcionar armamento a los rebeldes que combaten al régimen.