• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Reforma política de Rousseff ya afronta trabas

Alrededor de 150 cruces fueron clavadas en una textilera de Sao Paulo donde los trabajadores protestan ante la amenaza de despido | Foto EFE

Alrededor de 150 cruces fueron clavadas en una textilera de Sao Paulo donde los trabajadores protestan ante la amenaza de despido | Foto EFE

Propuesta de promover los cambios mediante un plebiscito es rechazada por el principal aliado del gobierno 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, reelegida el domingo 26 de octubre, destacó la reforma política como el primer desafío que debe afrontar en su segundo mandato (2014-2018), pero su gran promesa electoral ya comenzó a complicarse.

La propuesta de promover los cambios mediante una consulta popular y un plebiscito es rechazada por el Partido del Movimiento Democrático Brasileño, aliado del gobernante Partido de los Trabajadores y mayor fuerza parlamentaria, el cual defiende que la reforma sea discutida y aprobada en el Congreso para luego ser ratificada en referéndum.

Aunque hay consenso en la necesidad de cambiar las reglas políticas, y especialmente las electorales, el disenso por los intereses en juego llena de obstáculos el camino. Más de 20 proyectos de ley y enmiendas constitucionales sobre el tema están paralizados en el Parlamento bicameral, fragmentado en 28 partidos.

“Solo una movilización de la sociedad para presionar al Parlamento, que está dominado por intereses corporativos y no representa la diversidad de la población, podrá destrabar la reforma política”, afirmó el sociólogo Cándido Grzybowski, director del Instituto Brasileño de Análisis Sociales y Económicos.

Grzybowski considera que Brasil está al borde del impasse institucional, al acallar la voz de amplios sectores –mujeres, negros, campesinos e indígenas– sin representación parlamentaria. Recordó que la propuesta de Rousseff respondió a las protestas sociales masivas de 2013, y advirtió que estas “siguen latentes y puede volver en cualquier momento ante la falta de respuestas”.

Otra vía. Aunque la iniciativa de la mandataria no tuvo apoyo en el Congreso, del que depende la convocatoria de un plebiscito, movilizó a 482 sindicatos, asociaciones y organizaciones no gubernamentales.

La Coalición por la Reforma Política Democrática y Elecciones Limpias, formada por 103 movimientos sociales e instituciones, busca democratizar la política mediante un proyecto de ley que pretende alterar tres reglas electorales y fortalecer mecanismos de democracia directa en decisiones políticas cruciales.

Los cambios propuestos son prohibir donaciones de empresas a campañas electorales, elegir diputados en dos vueltas (una para partidos y otra para candidatos) y garantizar paridad de género en las listas partidistas. El objetivo es corregir asimetrías en la disputa electoral, dijo Ricardo Durigan, uno de los asesores políticos de la coalición.

Cambio indispensable
Las organizaciones que impulsan los cambios políticos consideran que estos son una condición previa para promover otras reformas, como la tributaria, trabada desde hace décadas pese al consenso de que el sistema impositivo de Brasil es injusto por gravar más a los pobres y excesivamente costoso por comprender decenas de impuestos.

La corrupción aviva la demanda de reformas. El escándalo de Petrobras, la petrolera estatal de la que habrían sido desviados millardos de dólares entre 2006 y 2012, según una investigación policial y judicial aún en marcha, agrega nuevos argumentos.

Los presuntos aportes cobrados a constructoras y proveedoras de proyectos petroleros se destinaron a organizaciones como el Partido de los Trabajadores, que gobierna el país desde 2003, y el Partido del Movimiento Democrático Brasileño, dijo a la justicia Paulo Roberto Costa, el exdirector de Petrobras que aceptó delatar toda la trama para reducir su pena.