• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rebeldes prorrusos anunciaron un alto el fuego hasta el 30 de junio

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, anunció un plan de paz al asumir su cargo / EFE

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, anunció un plan de paz al asumir su cargo / EFE

Las partes intentan acercar sus posturas y poner fin al conflicto armado que ya ha causado cientos de muertes en el este de Ucrania

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los rebeldes prorrusos de las regiones de Donetsk y Lugansk decretaron este viernes un alto el fuego en su lucha armada contra las fuerzas ucranianas hasta el próximo lunes, 30 de junio.

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, prorrogó el alto el fuego hasta el 30 de junio. Nosotros también cesamos el fuego durante ese plazo", anunció el primer ministro de la autoproclamada república popular de Donetsk, Alexandr Borodái, el finalizar una reunión entre representantes del Gobierno de Kiev y los separatistas prorrusos.

El anuncio, aún no confirmado por las autoridades ucranianas, aumenta por 72 horas el plazo para que los dos bandos puedan acercar sus posturas y poner fin al conflicto armado que ya ha causado cientos de muertes en las regiones de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania.

Una fuente europea adelantó esta tarde a medios internacionales que el presidente ucraniano habría aceptado prorrogar el alto el fuego unilateral durante otras 72 horas. Sin embargo, el propio Poroshenko aclaró instantes más tarde en Bruselas que la decisión sobre la prorroga del alto el fuego la tomará esta noche, tras consultarlo con el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania y en función de los resultados que arrojen las consultas que se celebran en Donetsk.

Las autoridades de Kiev, representadas en la reunión de Donetsk por el expresidente ucraniano Leonid Kuchma y el líder del movimiento Opción Ucraniana, Víktor Medvedchuk, no parecen tener intención de hacer concesiones a los rebeldes más allá de las establecidas en el plan de paz presentado hace una semana por Poroshenko.

El ministro de Interior ucraniano, Arsén Avákov, prometió este viernes una "respuesta dura" a los separatistas si no aceptan las exigencias de Kiev: deponer las armas y abandonar el país si así lo desean.