• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rebeldes sirios piden intervención y comunidad internacional reflexiona

Foto: AP

Foto: AP

Rusia, principal aliado de Siria, reaccionó, por su parte, al discurso ofrecido ayer por Obama recordando antiguas intervenciones y pidiendo a Obama que como premio Nobel piense "en las futuras víctimas"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los grupos opositores sirios pidieron hoy al Congreso de EE UU que autorice la intervención militar propuesta por el presidente Barack Obama, al tiempo que la comunidad internacional aplaudía la decisión de este de consultar a la Cámara Baja antes de actuar.

Lejos de amedrentarse, el presidente sirio, Bachar al Asad retomó este domingo su oratoria bélica y respondió que "las amenazas" de Washington no le van a separar de su "lucha contra el terrorismo", como califica su enfrentamiento con los grupos rebeldes.

"Siria es capaz de hacer frente a cualquier agresión extranjera, al igual que hace con la agresión interior, y logra victorias para recuperar la seguridad y la estabilidad en el país", afirmó.

En este contexto bélico, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza opositora, aprovechó una reunión de la Liga Árabe para pedir a sus integrantes apoyo a "una intervención militar contra la máquina de asesinatos y destrucción, y en favor del pueblo sirio".

Durante la cita, celebrada en el Cairo, Arabia Saudí aseguró que ha llegado el momento de adoptar "una medida firme" frente al régimen sirio, mientras que Egipto rechazó una acción militar de este tipo sin el amparo del Consejo de Seguridad de la ONU.

Rusia, principal aliado de Siria, reaccionó, por su parte, al discurso ofrecido ayer por Obama recordando antiguas intervenciones y pidiendo a Obama que como premio Nobel piense "en las futuras víctimas".

"¿Acaso se resolvió aunque sea un solo problema en Afganistán, Irak y Libia? Porque allí no hay ni paz ni democracia alguna como supuestamente pretendían nuestros socios, no hay ni una paz civil elemental ni equilibrio", advirtió el presidente ruso, Vladímir Putin en una comparecencia ante la prensa en Vladivostok.

Putin, que será el anfitrión de la cumbre del G20 que arrancará el próximo jueves, indicó que esa será una buena ocasión para hablar sobre el conflicto.

En este mismo contexto, el portavoz jefe de la ONU, Martin Nesirky, destacó que el secretario general del organismo, Ban ki-moon, viajará a la citada cumbre tras reunirse con los 10 miembros no permanentes del Consejo de Seguridad, pero no avanzó con qué líderes se reunirá allí.

En su declaración, Nesirky subrayó, además, que solo su misión de expertos puede determinar "de forma imparcial y creíble" el posible uso de armas químicas en Siria sobre la base de evidencias recogidas sobre el terreno.

Con estas palabras avisó directamente a EE UU, cuyo secretario de Estado, John Kerry, declaró este domingo en varias entrevistas que tiene pruebas de que el régimen sirio usó gas sarín en el ataque ocurrido en la periferia de Damasco el pasado 21 de agosto.

Muestras de pelo y sangre de las víctimas de ese ataque, en el que, según Washington, murieron 1.429 personas, "han dado positivo" por exposición al sarín, detalló Kerry.

Durante una visita a Damasco, el presidente de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní, Alaedin Boruyerdi, manifestó que su país "no permitirá complots extranjeros contra la resistencia de Siria y contra la seguridad de los pueblos en la región".

Además, señaló a Estados Unidos y a Israel como los "grandes perdedores de cualquier agresión extranjera contra Siria".

En este sentido, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró que su país "está tranquilo y seguro de sí mismo" ante las "distintas posibilidades" respecto a Siria, para las cuales "está preparado" desde la madrugada del jueves al viernes pasados, cuando desplegó su sistema de seguridad antimisiles.

"Los ciudadanos israelíes también deben saber que nuestros enemigos tienen muy buenas razones para no probar nuestra fuerza. Ellos saben por qué", indicó.

Otro vecino de la región, Jordania, anunció, por medio del primer ministro, Abdalá Ensur, que su país "no será parte de una guerra contra Siria", y que tampoco servirá de plataforma "ni terrestre ni aérea para cualquier ataque sobre Siria".

En el lado contrario, Francia, única nación que, de forma abierta, ha reconocido que acompañaría a EE UU en el eventual ataque, dijo que presentará en los próximos días documentos sobre las armas químicas que, según los servicios secretos franceses, posee Damasco, de acuerdo con los extractos avanzados hoy por el periódico "Le Journal du Dimache".

No obstante, antes de lanzarse a la ofensiva, Hollande esperará a los informes de los inspectores de la ONU y, sobre todo, a la decisión del Congreso de EE UU, al que Obama consultará a partir del 9 de septiembre.

Alemania valoró positivamente la decisión del mandatario estadounidense pues, según su ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, "muestra la seriedad y prudencia" con que maneja la cuestión y pidió "una posición común" del Consejo de Seguridad ante el que denominó "primer ataque con armas químicas del siglo XXI".

Japón expresó su apoyo a la intervención militar si se demuestra el uso de armas químicas por el régimen de Al Asad, reveló la agencia Kyodo citando varias fuentes gubernamentales.

Según estas, "Japón no tiene opción de no apoyar a EE UU", por lo que el ejecutivo prepara un comunicado en el que el primer ministro, Shinzo Abe, apoyaría dicha intervención.

Entre tanta declaración belicista, el papa Francisco hizo hoy desde la vaticana Plaza de San Pedro un "fuerte llamamiento por la paz" y convocó para el 7 de septiembre una jornada de oración y ayuno mundial para la paz en Siria, en Medio Oriente y en todo el mundo.