• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Reanudan las obras en la planta de Belo Monte tras el acuerdo con los indígenas

La empresa responsable de la construcción de la planta, garantizó que atenderá las pautas de reivindicaciones presentadas" por los manifestantes y que llevaron a la ocupación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las obras en la represa de Belo Monte, en la Amazonia brasileña, se reanudaron el jueves tras un acuerdo alcanzado entre el consorcio responsable del proyecto y un grupo de indígenas y pescadores que ocuparon uno de los sitios en construcción, indicó la estatal Agencia Brasil.

"Después de dos días de negociación, Norte Energía (consorcio público), empresa responsable de la construcción de la planta, garantizó que atenderá las pautas de reivindicaciones presentadas" por los manifestantes y que llevaron a la ocupación, informó el medio estatal.

La toma del sitio Pimentel, uno de los cuatro de la obra, comenzó el 8 de octubre con unos 150 indígenas y pescadores que acusaban a Norte Energía de no cumplir con un conjunto promesas hechas en junio, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible Río+20.

Norte Energía se comprometió ahora a construir escuelas, un hospital y casas.

Los manifestantes también exigían la demarcación de sus tierras y la expulsión de ellas de los no nativos, la dotación de un sistema de agua potable y el saneamiento básico para sus comunidades.

"Se atenderán buena parte de las medidas exigidas por los manifestantes, aunque la mayoría fue postergado y deberá ser definido en futuras reuniones", precisó la ONG Xingú Vivo, que defiende los derechos indígenas en el lugar.

La organización destacó que, a pesar del descontento por la falta de soluciones concretas e inmediatas, "los manifestantes conmemoraron el hecho de que esta vez todos los acuerdos con Norte Energía pasan a tener valor jurídico, incluyendo multas por eventuales incumplimientos".

"Al recibir las garantías de la empresa, los manifestantes decidieron salir del lugar para que los cerca de 900 trabajadores retomaran sus actividades a partir de hoy", jueves, añadió la Agencia Brasil.

La represa de Belo Monte inundará 502 km2 de tierras con aguas del río Xingú y, aunque no afectará directamente tierras indígenas, los indígenas xingú temen que perjudique la pesca y que altere su forma de vida.

La represa, que se levanta con un coste de casi 13.000 millones de dólares, es la más grande en construcción en Brasil y está destinada a ser la tercera mayor represa del mundo. Proporcionará cuando esté en plena operación 11.233 MW, el 11% de la capacidad energética instalada del país.