• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Raúl Castro: Reformas avanzarán sin apuros

El primer mandatario de Cuba, Raúl Castro / AP

El primer mandatario de Cuba, Raúl Castro / AP

El manadatario clausuró con un discurso este sábado el segundo y último pleno de la Asamblea Nacional de Cuba que, como es habitual, tuvo un marcado tono económico con la aprobación del presupuesto para el 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Cuba, Raúl Castro, aseguró este sábado que su plan de reformas continuará "avanzando con decisión", "sin prisas" y "sin pausas", si bien alertó sobre quienes apremian a que se aceleren porque eso "empuja al fracaso".

"No ignoramos que quienes nos apremian a acelerar el paso nos empujan al fracaso, la desunión y a dañar la confianza y apoyo del pueblo en la construcción del socialismo, o lo que es lo mismo, la independencia y soberanía de la nación cubana que a este país solo se la trajo y la mantendrá por la vía del socialismo", afirmó.

Raúl Castro clausuró con un discurso este sábado el segundo y último pleno de la Asamblea Nacional de Cuba que, como es habitual, tuvo un marcado tono económico con la aprobación del presupuesto para el 2014 y el repaso de la marcha de las reformas para "actualizar" el modelo socialista.

Vestido con uniforme militar verde olivo, el general Castro volvió a advertir que en Cuba no habrá espacio para "los fallidos paquetes de ajuste que condenan a la miseria a las grandes mayorías".

"Nunca admitiremos en la Cuba revolucionaria terapias de choque como las que estamos viendo en la rica y llamada culta Europa que sumirían al país en un clima de división e inestabilidad que sirva de pretexto para aventuras intervencionistas contra la nación", resaltó.

El presidente cubano repasó ante la Asamblea el estado de su plan de ajustes económicos y calificó de "paso trascendental" el inicio del proceso para acabar con la complicada dualidad monetaria que rige en la isla.

Advirtió, no obstante, que esa medida por sí misma "no constituye la solución mágica" de los problemas que tiene el país.

En el apartado de nuevas medidas, anunció que su gobierno trabaja en un proyecto de ley de inversión extranjera, un factor de "singular importancia" para el desarrollo del país.

Esa normativa se someterá a la consideración de la Asamblea Nacional cubana el próximo marzo en una reunión extraordinaria.

Al referirse a la evolución del sector no estatal (cooperativas no agropecuarias y micronegocios privados) que ha emergido en la isla, el presidente cubano instó a darle facilidades y a "desterrar estigmas" pero también llamó a que se desarrollen en un clima de "orden, disciplina y exigencia".

"Hechos recientes pusieron en evidencia un inadecuado control (...) de cara a las ilegalidades en el trabajo por cuenta propia, que no fueron enfrentadas resuelta y oportunamente, creándose un ambiente de impunidad que estimuló el crecimiento acelerado de actividades que nunca habían sido autorizadas", dijo.

Castro aludía así a la proliferación de negocios como cines 3D privados o la venta de ropa importada, que fueron tolerados durante meses pero que finalmente se han prohibido, lo que ha originado polémica en el país.

De cara a las previsiones económicas para el año que llega, admitió que la "influencia de factores externos" restringirá la economía en 2014, cuando se prevé un crecimiento del 2,2 % (inferior al 2,7 de 2013), y un déficit superior al aumento del PIB, indicadores que a Castro no le satisfacen "en absoluto".

Y es que para el próximo año Cuba espera una caída de precios en algunos de sus principales productos exportables, como el azúcar y el níquel, y un alza en el costo de los alimentos que importa usando un 30 por ciento de sus ingresos en divisas.

Más positivo se mostró el general Castro al destacar que en 2013 Cuba volvió a cumplir "estrictamente" con sus obligaciones financieras, por lo que la "credibilidad internacional" de su economía prosigue su "ascenso paulatino y seguro".

Como es habitual en sus discursos ante la Asamblea, Raúl Castro hizo balance de la política exterior de la isla sin olvidar su ya clásica mención a Estados Unidos para volver a ofrecer un "diálogo respetuoso" que no comprometa la soberanía de la isla y que permita una "relación civilizada".

Sin embargo, no hizo alusión alguna a su breve e inédito apretón de manos con el presidente norteamericano, Barack Obama, en los funerales de Nelson Mandela celebrados en Johannesburgo hace pocos días.

Durante dos jornadas de sesión plenaria, a la que la prensa internacional no ha tenido acceso, la Asamblea de Cuba aprobó, entre otros, un nuevo Código de Trabajo acorde a la "actualización económica" así como la ley de presupuestos para 2014, que prevé un monto de casi 32.000 millones de dólares para gastos corrientes.

De acuerdo a medios oficiales, un 54 por ciento de los recursos presupuestarios se destinará a los servicios sociales, particularmente salud y educación.