• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rajoy cierra el año convencido de la recuperación económica en España

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy / Reuters

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy / Reuters

El presidente español afirmó no poder "sentirse satisfecho" con la situación, a pesar de que la economía española salió de la recesión en el tercer trimestre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se mostró este viernes convencido de que la recesión económica ha quedado atrás y defendió la reciente reforma de la ley del aborto, que ha restringido el número de supuestos y que genera polémica incluso en su propio partido.

Tras el último Consejo de Ministros del año Rajoy hizo balance ante la prensa de 2013, marcado por la todavía difícil coyuntura económica y la controversia sobre el aborto, pero también por la intención de los nacionalistas catalanes de consultar a sus ciudadanos acerca de si quieren tener un Estado propio y por la investigación judicial a las cuentas del Partido Popular (PP).

En el plano económico Rajoy dijo no poder "sentirse satisfecho" con la situación, a pesar de que la economía española salió de la recesión en el tercer trimestre y hoy mismo el Banco de España aseguró que en el tramo final del año se prolongará la recuperación.

"Ahora tenemos ya un fundado derecho a la esperanza", subrayó Rajoy, quien dio por hecho que en 2014 se dejarán atrás "miedos e incertidumbres" y se recuperará la confianza.

Caso especial es el desempleo en un país que, según los datos del Gobierno de noviembre, cuenta con 4,8 millones de personas sin trabajo.

A este respecto Rajoy aseguró que 2013 cerrará con menos desempleados que un año antes y pronosticó que "en pocos meses" el número de cotizantes a la Seguridad Social comenzará a crecer.

La semana pasada el Ejecutivo del PP (centroderecha) reformó la ley del aborto en vigor, que es de plazos, para establecer una que prevé dos supuestos: embarazo tras una violación y cuando hay riesgo para la salud psíquica y física de la madre.

Algunos dirigentes del PP dejaron oír en los últimos días su voz discrepante con ese proyecto, en especial por la eliminación del supuesto de aborto por malformación del feto, pero hoy Rajoy pareció cerrar la puerta a una modificación durante el trámite en el Parlamento: el texto que se propone "regula esta situación de manera equilibrada".

Sobre las críticas de algunos miembros del PP a la reforma, el jefe del Ejecutivo español admitió que es un asunto que puede generar "posiciones diferentes", pero no aclaró si dará libertad de voto a los parlamentarios del grupo popular.

A los nacionalistas catalanes que quieren celebrar en noviembre de 2014 una consulta de tipo soberanista para plantear si esa región puede convertirse en un Estado, Mariano Rajoy les dijo hoy que es ilegal y que se esforzará por facilitar la convivencia y contra la "fractura social".

Otro frente abierto en el PP, que gobierna España con mayoría absoluta en el Parlamento, guarda relación con la investigación de la Audiencia Nacional al extesorero Luis Bárcenas, quien declaró que ese partido había una contabilidad paralela basada en la percepción de donativos irregulares de empresarios y en pagos opacos a dirigentes de la formación, lo que unos y otros han negado.

Policías y funcionarios judiciales entraron en la sede del PP el pasado día 20 para recabar información que pueda estar vinculada a Bárcenas, un hecho inusual en la democracia española, puesto que sólo una vez, en los años 90, ocurrió que tuviera lugar un registro en el sede del partido gobernante en España, en ese caso el socialista por un tema de financiación irregular.

Hoy Rajoy aseguró que su partido colaborará "siempre" con la justicia y respetará sus decisiones, aunque la oposición política le acusa que poner trabas a la actuación judicial y de proteger a Bárcenas por temor a sus eventuales revelaciones.

El principal opositor al Gobierno, el líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo hoy que derogará leyes elaboradas por el PP, en alusión a la del aborto y calificó de "insulto" que dé por hecha la recuperación cuando, en su opinión, no se puede hablar de recuperación mientras hay millones de desempleados.