• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rajoy da por hecho que este año cambiará la economía española

Mariano Rajoy se refirió a las acusaciones por supuestos pagos ocultos | EFE

El presidente de España, Mariano Rajoy | EFE

El presidente del Gobierno español destacó que se han cumplido sustancialmente las previsiones económicas del Gobierno para 2012 señalando que el PIB bajó un 1,4

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dio hoy prácticamente por hecho que se modificarán las previsiones económicas del Ejecutivo para 2013.

Rajoy avanzó esa decisión en una respuesta parlamentaria al líder de la oposición, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, quien le planteó si mantenía las previsiones económicas que el Gobierno envío a Bruselas en abril del año pasado.

"Estamos estudiando todas las informaciones disponibles hablando con la Comisión y si es necesario procederemos a una rectificación, a un cambio en esas previsiones, igual que han hecho el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea", señaló Rajoy y después afirmó más tajante: "De hecho, creo que vamos a cambiar las previsiones".

El jefe del Ejecutivo recordó que esas previsiones ya se modificaron en los Presupuestos Generales de 2013 y explicó que España debe presentar de nuevo en abril a la Comisión Europea el programa de estabilidad.

Subrayó que esas previsiones tiene que adecuarse a la realidad del país y a la del conjunto de la economía europea y mundial.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, avanzó hoy en declaraciones a los medios que las nuevas previsiones macroeconómicas para 2013 que presentará el Gobierno a la Comisión Europea serán "muy conservadoras", a fin de que la senda de ajuste fiscal sea "muy creíble".

Rajoy sí destacó que se han cumplido sustancialmente las previsiones económicas del Gobierno para 2012 señalando que el PIB bajó un 1,4 por ciento cuando se preveía un descenso del 1,5, el déficit se redujo hasta el 6,7 frente el objetivo del 6,3, y el paro subió hasta el 25 por ciento y se había augurado un 24,6.