• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rajoy niega que los socios de la UE hayan impuesto condiciones a un rescate

Rajoy llega a Valeta / EFE

Rajoy llega a Valeta / EFE

Sostuvo que la supervisión bancaria del BCE, aprobada en la última cumbre de líderes de la Unión Europea, es una "garantía" para el sistema financiero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, defendió que España no haya pedido un rescate a la Unión Europa porque cree que de momento no es necesario, y negó que sus socios le hayan impuesto condiciones.

En una comparecencia parlamentaria sobre las últimas cumbres europeas, Rajoy respondió a las preguntas de los grupos sobre la situación del país y la conveniencia o no de pedir el rescate.

Rajoy expresó su "perplejidad" ante quienes aseguran que su Gobierno no ha tomado una decisión sobre el rescate, ya que, dijo, su decisión ha sido optar por no pedirlo.

"El hecho de que no hayamos tomado la decisión de pedirlo no significa que en el futuro tomemos la decisión de pedirlo", añadió.

En este sentido explicó que hay un mecanismo puesto a disposición de los países por el Banco Central Europeo (BCE), al que el Ejecutivo español no va a renunciar de antemano, al igual que tampoco lo han hecho otros países.

Rajoy subrayó también que nadie ha impuesto ninguna condición a España relacionada con la petición de un eventual rescate.

En este contexto, negó que se vaya a producir una nueva reforma del sistema de pensiones antes de final de año y declinó comentar las opiniones de los sindicatos o de la canciller alemana, Angela Merkel, sobre las consecuencias de la hipotética ayuda.

Algunos grupos parlamentarios, como el Partido Nacionalista Vasco (PNV) opinaron que la petición de un rescate habría ayudado a rebajar la prima de riesgo de España, que encarece mucho la financiación del país.

El jefe del Gobierno español consideró por otra parte que la nueva facultad supervisora bancaria del BCE facilitará que las pequeñas y medianas empresas (PYMES) puedan obtener un crédito más fácilmente que en la actualidad, uno de los factores que dificulta el crecimiento económico en España con un importante tejido de pequeñas empresas.

Rajoy sostuvo que la supervisión bancaria del BCE, aprobada en la última cumbre de líderes de la Unión Europea, es una "garantía" para el sistema financiero.

Esto hará que aumente la confianza en el sector y, por tanto, que captar fondos en los mercados financieros internacionales resulte más fácil y se haga en mejores condiciones, añadió.

De este modo, explicó Rajoy, con mayor liquidez y a un precio más bajo, las entidades podrán volver a estar en condiciones de financiar a pymes y autónomos, "especialmente castigados hoy por la sequía crediticia".