• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rajoy busca apoyo de Obama e inversores de EE UU a la economía española

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy / Reuters

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy / Reuters

Para el Gobierno español, la entrevista con el presidente estadounidense es una oportunidad única para analizar durante una hora (el tiempo pactado para la reunión) asuntos bilaterales y otros de carácter internacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, espera que su viaje a Washington suponga un espaldarazo a la economía española.


Rajoy, que estará en la capital estadounidense los días 13 y 14, espera recabar el apoyo del presidente Barack Obama, y trasladar un mensaje de confianza a los grandes inversores de ese país.

Visitará por vez primera el lunes la Casa Blanca para entrevistarse con Obama en una reunión que estaba apalabrada desde hace meses pero que se fue posponiendo por diversos motivos.

Además, el jefe del Ejecutivo ha preparado una agenda con un destacado componente económico para explicar la recuperación española no sólo a Obama, sino a otros foros como la Cámara de Comercio de Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional.

Para el Gobierno español, la entrevista con el presidente estadounidense es una oportunidad única para analizar durante una hora (el tiempo pactado para la reunión) asuntos bilaterales y otros de carácter internacional.

Los equipos de Rajoy y Obama pactaron que en la reunión se converse sobre la situación económica de España y sus perspectivas, la evolución de la economía estadounidense, las relaciones entre la Unión Europea (UE) y EEUU y las relaciones bilaterales.

También abordarán la cooperación en materia de seguridad y defensa, el momento que atraviesa el norte de África y el Mediterráneo, y la situación en América Latina.

Según fuentes consultadas por Efe, Rajoy pretende exponer a Obama una serie de datos que cree que dejan claro que la crisis va quedando atrás, que las reformas aprobadas han surtido efecto y que 2014 va a ser mejor que el ejercicio anterior.

La última vez que Rajoy coincidió con Obama fue el pasado 5 de septiembre en la cumbre del G20 de San Petersburgo (Rusia), y en la conversación que ambos mantuvieron entonces, el presidente estadounidense dijo que se estaba constatando la recuperación de la economía española a consecuencia de las reformas que se han ido aplicando.

El presidente del Gobierno espera también que la confianza que cree que genera la economía española quede patente en su comparecencia el martes en la Cámara de Comercio estadounidense, que el Ejecutivo recalca que es la patronal más importante y numerosa del mundo.

Ante grandes empresarios de Estados Unidos y de España, Rajoy hablará sobre el regreso del crecimiento y las perspectivas de creación de empleo.

En el bloque económico de la visita se incluye también el lunes una entrevista de Rajoy con la directora del Fondo Monetario Internacional (FM), Chrstine Lagarde.

Rajoy también asegurará a Obama que España es un socio estratégico fiable y dispuesto a la cooperación en ámbitos de interés común, como en materia de defensa.

En ese sentido, es previsible que analicen el despliegue en la base naval de Rota de cuatro destructores de Estados Unidos dentro del denominado escudo antimisiles.

Además, Rajoy garantizará a Obama su total respaldo para avanzar lo más rápidamente posible hacia un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos.

En el repaso a la situación en América Latina, Obama y el jefe del Ejecutivo español abordarán las perspectivas de la Alianza del Pacífico (un grupo formado por México, Colombia, Perú y Chile, en el que tanto España como Estados Unidos tienen el estatus de observadores) y comentarán la evolución en países como Venezuela y Cuba.

La agenda de Rajoy en Washington incluye una visita a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) y una entrevista con su secretario general, José Miguel Insulza, además de una ofrenda floral en la tumba al soldado desconocido en el cementerio nacional de Arlington.

También visitará el Capitolio y presidirá un acto en la embajada española en el que impondrá la Gran Cruz de Isabel la Católica, una de las principales condecoraciones españolas, al senador demócrata estadounidense Bob Menéndez.