• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rajoy: El Estado de Derecho no se somete a chantaje

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy / AFP

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy / AFP

"Si otros quieren jugar a otras cosas por unas u otras razones, esa es su responsabilidad, pero yo le voy a dar la garantía a los españoles de que aquí hay un Gobierno estable y que va a cumplir con su obligación", manifestó el presidente español

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró hoy, ante las peticiones de dimisión de la oposición por un caso de corrupción en su partido, que cumplirá su mandato, advirtió de que "el Estado de Derecho no se somete a chantaje" y garantizó que será respetada la independencia de la Justicia.

Rajoy respondió de esta forma tanto a las alegaciones del extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas de que conocía la existencia de una doble contabilidad en dicha formación política, así como el pago de sobresueldos a miembros destacados de la misma, entre esos los el propio líder.

En una conferencia de prensa junto al primer ministro de Polonia, Donald Tusk, al término de la IX cumbre bilateral, Rajoy fue preguntado sobre las últimas acusaciones lanzadas por Bárcenas, así como por las críticas de la oposición, encabezada por los socialistas del PSOE, que le acusa de no dar explicaciones en torno al caso de corrupción y pide su dimisión.

El jefe del Ejecutivo español fue rotundo al asegurar que cumplirá el mandato de cuatro años que le dieron los españoles en 2011.

"Si otros quieren jugar a otras cosas por unas u otras razones, esa es su responsabilidad, pero yo le voy a dar la garantía a los españoles de que aquí hay un Gobierno estable y que va a cumplir con su obligación", manifestó Rajoy.

Un presidente del Gobierno "no puede estar saliendo cada día al paso de todas y cada una de las insinuaciones, rumores o informaciones interesadas de todo tipo que se vayan publicando", dijo.

Argumento este en el que insistió al ser preguntado sobre la declaración hecha hoy por Bárcenas ante el juez Pablo Ruz de que tanto él como la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, cobraron sobresueldos entre 2008 y 2010.

"No voy a entrar en detalles ni a polemizar con nadie. Siempre que tenga algo que decir lo diré. Ya lo he dicho, incluso en el debate sobre el estado de la nación, y cuando considere que tenga algo que decir, lo diré exactamente igual que hoy", dijo Rajoy.

Para el líder el PP, lo único que demuestra la publicación en el diario "El Mundo" de supuestos mensajes de texto telefónicos entre él y Bárcenas, es que no ha habido ni va a haber ninguna presión a la justicia, ni a la administración tributaria, ni a la policía judicial ni a ningún otro escalón administrativo que tenga que ver con este proceso.

"Esto es una democracia seria y las instituciones no se someten al chantaje, y a las pruebas me remito", resaltó Rajoy quien añadió que, como presidente del Gobierno, no va a "consentir" que sufran el programa de reformas y la estabilidad política.

De ahí que haya insistido en que las instituciones "han actuado, actúan y actuarán con independencia y sujeción exclusiva a la Constitución y las leyes".

Bárcenas declaró hoy ante el juez Ruz durante casi cinco hoyas y aseguró que en marzo de 2010 pagó 25.000 euros a Rajoy y una suma igual a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, según fuentes de la acusación en la investigación del caso.

El pasado 27 de junio el mencionado juez ordenó el encarcelamiento incondicional y sin fianza de Bárcenas por considerar que existía en riesgo de fuga tras haber sido alertado del intento por parte del extesorero de realizar transferencias a cuentas en Uruguay y EEUU desde Suiza, donde tiene más depositados más de 48 millones de euros.

Por su parte, el vicesecretario general del PP, Esteban González Pons, criticó al PSOE -la mayor formación de la oposición- al afirmar que está intentando que Luis Bárcenas le dé "lo que no le dieron los votos de los españoles".

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, debería ser, en opinión de Gónzalez Pons, "más prudente porque no puede hacer el juego a un presunto delincuente frente al Gobierno de España", al referirse a Bárcenas.