• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rafael Ramírez consideró "infelices" y "canallescas" declaraciones de Insulza

El ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Ramírez | Foto: EFE

El ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Ramírez | Foto: EFE

En una entrevista publicada hoy por el diario español El País, José Miguel Insulza afirmó que la oposición venezolana no puede participar en un diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro mientras dirigentes opositores estén en prisión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El canciller Rafael Ramírez, calificó de "infelices" y canallescas las declaraciones del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza sobre el diálogo entre la oposición y el Gobierno de ese país.

"Son unas declaraciones infelices (...) es lo menos que podemos decir de este tema del señor Insulza, un secretario general que está de salida en la OEA, que apenas le quedan cuatro meses y ahora en este momento se pone a hacer unas declaraciones muy graves", declaró Ramírez al canal internacional Telesur, con sede en Caracas.

En una entrevista publicada hoy por el diario español El País, Insulza afirmó que la oposición venezolana no puede participar en un diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro mientras dirigentes opositores estén en prisión, y que las reuniones que tuvieron lugar en Venezuela hasta mayo fueron solo una cantidad de monólogos.

"La oposición no se puede sentar a la mesa (de diálogo) cuando están presos una cantidad de dirigentes que, aunque quizás no querían ir al diálogo, son parte de la oposición", dijo el secretario de la OEA.

Al respecto, Ramírez indicó que estas son una declaraciones canallescas:"No tienen verdaderamente ningún parangón, son unas declaraciones fuera de tono, fuera de lugar".

"Necesitamos otro secretario general definitivamente", añadió.

Para el ministro, lo dicho por Insulza es un juicio de valor plagado de mentiras y falsas verdades que pretende alentar una matriz de opinión en contra del Venezuela y su Gobierno.

"Es una matriz para impulsar internamente actos de violencia que ningún Gobierno aceptaría", dijo.