• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rafael Correa: No soy ni héroe ni mártir, sólo quiero servir a mi patria

Rafael Correa a su llega a Cochabamba/ captura VTV

Rafael Correa a su llega a Cochabamba/ captura VTV

El presidente ecuatoriano manifestó su gratitud y compromiso con el pueblo que salió a las calles para respaldar y defender la democracia. "La ciudadanía se ha empoderado de este proceso que es nuestro", dijo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Estoy dispuesto a dar mi vida por la patria, a pesar del frágil límite entre la valentía y la temeridad, aquel 30 de septiembre, aunque creíamos que íbamos a morir, hicimos lo que debíamos y ahora lo importante es la continuidad del proceso", expresó este lunes el presidente de Ecuador, Rafael Correa, a tres años del intento de golpe de Estado en su contra, ocurrido el 30 de septiembre de 2010.

Entrevistado en el programa La Pieza Clave, transmitido por el canal Ecuador Tv, resaltó: " Yo no soy ni héroe ni mártir, sólo quiero servir a mi patria. Este país cambió irreversiblemente, el 30S marcó un antes y un después en nuestra historia, (...) tenemos un nuevo Ecuador y aquí los golpes de Estado no pasarán".

Correa destacó que "la democracia del país quedó con un pueblo en pie que no permitirá otro 30 de septiembre. La conciencia ciudadana de no dejarnos robar lo que hemos logrado es un mensaje claro a las fuerzas conspiradoras de que no permitiremos otra desestabilización".

En este sentido, manifestó su gratitud y compromiso con el pueblo que salió a las calles para respaldar y defender la democracia. "La ciudadanía se ha empoderado de este proceso que es nuestro", dijo.

El intento de golpe de Estado contra Correa en 2010 se inició con una supuesta protesta policial por reclamos salariales, pero posteriormente sectores de esa fuerza pusieron en marcha un plan desestabilizador.

El mandatario ecuatoriano se trasladó a un cuartel con más de mil agentes, donde los llamó a no dejarse engañar, sin embargo, allí fue agredido con gases lacrimógenos y luego trasladado al hospital policial de Quito, capital ecuatoriana, donde estuvo secuestrado por más de diez horas, hasta ser rescatado por fuerzas del Ejército y la Policía tras un tiroteo.

Ante este escenario, miles de ciudadanos ecuatorianos salieron a las calles en apoyo al Primer Mandatario; igualmente, la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) dio una respuesta rápida con la aprobación de la cláusula democrática que impone sanciones a cualquier Estado miembro que quiebre o intente quebrantar la democracia.

El pasado 11 de septiembre, el presidente Correa creó mediante decreto ejecutivo una comisión de alto nivel para investigar el levantamiento policial en ese país suramericano que dejó como saldo ocho personas fallecidas y 274 heridos.

Al respecto, indicó que continuarán las investigaciones sobre los hechos ocurridos el 30S, y que tratarán de "judicializar" los resultados que arrojen las investigaciones de la mencionada comisión.