• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

"Quiso ser una nueva versión de Mubarak"

Una manifestante sostiene un fotografía con el rostro tachado de Mohamed Mursi | FOTO REUTERS

Una manifestante sostiene un fotografía con el rostro tachado de Mohamed Mursi | FOTO REUTERS

“Lo que hizo fue partidizar la justicia y el ejército y concentrar todos los poderes en él, como una nueva versión de Mubarak” apuntó Julio César Pineda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para el internacionalista Julio César Pineda considera que luego de un año de gobierno, Mohamed Mursi, quien ofreció una democracia plural, separación de poderes y una constitución democrática con iguales oportunidades, terminó incumpliendo sus promesas.

“Lo que hizo fue partidizar la justicia y el ejército y concentrar todos los poderes en él, como una nueva versión de Mubarak” apuntó.

Además, señala que el Gobierno se negó a dialogar con los manifestantes y dentro de la oposición habitaban sectores que se sintieron aislados, descontentos y temerosos del camino hacia una vía islámica. 

El también embajador, destacó la participación del ejército tanto en la salida del ex mandatario del país, Hosni Mubarak, como en el golpe contra Morsi.

“La actuación del ejército en los últimos años es muy importante, es muy democrático, tan es así que en la caída de Mubarak no intervino defendiéndolo y a pesar de que Mursi quiso ganarse a las Fuerzas Armadas, ideologizarlo, politizarlo; no pudo”, dijo.

Pineda hizo especial énfasis en el término con el que se autodefinen las protestas, Tamarod, el cual traducido al español significa rebeldía. Señala que sus integrantes son heterogéneos pues no tienen partidos políticos ni siguen una línea ideológica.

 “Los jóvenes universitarios encontraron que con Mursi las cosas iban en retroceso, peor que con Mubarak y ellos pedían autenticidad en esa revolución”.

El internacionalista asegura que desde el momento en que el Gobierno no accedió a negociar, estaba condenado a fracasar.

“Mursi sacó en las elecciones 13 millones de votos y los opositores recogieron 22 millones de firma para pedir su salida. No quiso oír a nadie, así que el mismo se cavó su propia tumba”, enfatizó.

Añadió que espera que luego del golpe de estado a Mursi, las fuerzas armadas procedan democráticamente.



acespedes@el-nacional.com