• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Quiroga: Democracia es que un presidente sepa cuándo hacer maletas

Jorge Quiroga calificó de lunares antidemocráticos en América Latina a Bolivia, Nicaragua y Venezuela | Foto Henry Delgado / Archivo

Jorge Quiroga calificó de lunares antidemocráticos en América Latina a Bolivia, Nicaragua y Venezuela | Foto Henry Delgado / Archivo

La realidad catastrófica, debacle económica y crisis que vive Venezuela se debe a los largos periodos de gobernantes en el poder, afirmó 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex presidente de Bolivia Jorge Quiroga afirmó que un factor central de la democracia es que un gobernante acepte dejar el poder cuando expira su mandato para que su legado sea juzgado, en lugar de cambiar las reglas para prorrogarse.

Ejemplificó con el caso venezolano: “La realidad catastrófica, de debacle económica y crisis humanitaria en Venezuela es una consecuencia de que sus dirigentes se quedaron en el gobierno y su único fin no es hacer una buena gestión económica, sino mantenerse en el poder”.

“Democracia es que los gobernantes sepamos hacer las maletas en la fecha establecida en la Constitución”, dijo el ex mandatario y explicó por qué rechaza la reforma constitucional que promueve el presidente Evo Morales en su intento de ser candidato otra vez en 2019.

Citó como casos contrarios a los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil, Álvaro Uribe, de Colombia, y Cristina Fernández, de Argentina, que tenían un alto respaldo al terminar sus dos mandatos consecutivos, pero dieron un paso al lado.

El ex presidente se opone a la reforma impulsada por Morales porque, de aprobarse, Bolivia sería, junto con Venezuela y Nicaragua, lo que llamo lunares antidemocráticos en América Latina. “Son lugares donde hay gente que cambia las reglas para quedarse en el poder”.

El opositor y ex candidato presidencial boliviano –que hoy es vicepresidente del Club de Madrid, un foro que agrupa a más de un centenar de ex jefes de Estado– agregó que el efecto de lo que llama la “regla Sarney” es que un presidente debe preocuparse sobre cómo la población juzgará su legado histórico personal.

“Uno tiene que evitar que haya corrupción, uno tiene que evitar que haya abusos porque después será investigado y va a tener que responder sin la impunidad ni la inmunidad del poder. Esa es la maravilla de la democracia”, aseveró. Para el referéndum consultivo están convocados más de 6,5 millones de bolivianos.