• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Al Qaeda llama a seguir atacando los intereses estadounidenses

El grupo terrorista afirmó que el sangriento asalto contra el consulado estadounidense en Libia fue motivado por la película islamófoba realizada en EE UU y por la muerte de su segundo líder, Abu Yahya al Libi, en junio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El grupo terrorista Al Qaeda, llamó a los musulmanes a seguir atacando los intereses estadounidenses para protestar contra una película islamófoba, cuando disminuían este sábado las tensiones en las calles del mundo musulmán sacudido por cuatro días de violentas protestas en ocasiones mortales.

Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) afirmó que el sangriento asalto contra el consulado estadounidense en Libia fue motivado, además de por la película realizada en Estados Unidos, por la muerte de su segundo líder, Abu Yahya al Libi, en junio, en un ataque estadounidense en Pakistán.

Ante estos ataques repetidos en contra de sus intereses, Estados Unidos comenzó a replegar su personal y a desplegar fuerzas en la región. En este sentido, Washington ordenó este sábado la evacuación de todo el personal diplomático no esencial de Túnez y Sudán.

"Debido a la situación de seguridad en Túnez y Jartum, el Departamento de Estado ha ordenado la salida de todos los familiares y personal no esencial de ambas sedes, y emitió paralelamente una advertencia de viaje para los ciudadanos estadounidenses", explicó la portavoz Victoria Nuland.

La advertencia pide a los viajeros "evitar todas las manifestaciones públicas y mitines políticos. Incluso las protestas que parecen pacíficas pueden tornarse beligerantes y transformarse en violentas", señaló.

A su vez, el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, subrayó que su país debía "estar preparado ante la hipótesis de que estas manifestaciones" puedan convertirse en incontrolables.

Washington anunció el envío de 100 marines a Libia, donde el embajador Chris Stevens murió el martes junto a otros tres altos funcionarios, y otros a Yemen, donde murieron cuatro manifestantes el jueves tras un asalto a la cancillería estadounidense, pero el parlamento yemenita rechazó el sábado la presencia de soldados estadounidenses en su territorio.

Estados Unidos también estudiaba enviar 50 marines a Jartum, pero Sudán también rechazó el pedido norteamericano. La película de ínfima cinematográfica "Innoncence of Muslims", que representa a los musulmanes y al profeta Mahoma como inmorales y brutales, provocó protestas el martes contra la representaciones estadounidenses en Egipto y en Libia que se extendieron a otros países.

Nutridas multitudes, que incluían en algunos casos una fuerte presencia de salafistas, también se manifestaron el viernes, día de la gran oración musulmana, en Irak, Irán, Yemen, Egipto, Siria, Marruecos, Argelia y Gaza, al igual que en varios países musulmanes de Asia.

Al menos 12 manifestantes murieron en choques con las fuerzas de seguridad, ocho de ellos el viernes (cuatro en Túnez, dos en Jartum, uno en Líbano y uno en El Cairo), que se sumaron a los cuatro de la víspera en Yemen.

"Hagamos de la expulsión de las embajadas y de los consulados una etapa de la liberación de las tierras árabes de la hegemonía y de la arrogancia estadounidense", escribe AQPA, en un comunicado reproducido por el centro estadounidense de vigilancia de sitios islamistas SITE.

Los islamistas somalíes y los talibanes paquistaníes llamaron también a atacar intereses estadounidenses. La víspera, los talibanes atacaron la base en Afganistán en la que está desplegado el príncipe Enrique, "en represalia" por la película. Dos soldados estadounidenses murieron.

Este sábado, sin embargo, no se registró ninguna gran manifestación con incidentes en las capitales árabes, aunque sí se manifestaron cientos de personas, de forma pacífica, en Indonesia, el país musulmán más poblado del mundo, y en Australia.

En París y en Amberes (Bélgica), decenas de personas fueron detenidas tras manifestarse y enfrentarse a la policía. En el norte de Israel, centenares de árabes-israelíes se manifestaron mientras que unos 150 palestinos protestaron en Jerusalén Este. En El Cairo, después de violentas manifestaciones el viernes, el gran imán de Al Azhar, la más alta autoridad del islam sunita en Egipto, el jeque Ahmed al Tayeb, llamó a los egipcios a la calma y a la ONU a adoptar "una resolución internacional" que prohíba todo ataque al islam, en un comunicado dirigido al jefe de la ONU, Ban Ki-moon.

En otro comunicado, AQPA afirmó que "la muerte del jeque Abu Yahya Al Libi (...) alentó el entusiasmo y la determinación de los hijos de Omar Al Mokhtar (en Libia) para vengarse de quienes se burlaron y atacaron a nuestro profeta".

El ataque a Bengasi coincidió con el 11º aniversario de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, perpetrados por Al Qaida. Según un responsable estadounidense, los extremistas usaron el "pretexto" de una manifestación contra la película para atacar el consulado norteamericano. En su alocución semanal a los estadounidenses, el presidente Barack Obama les pidió que no se dejen desalentar por las imágenes de violencia antiestadounidense en el mundo musulmán, agregando con certeza que los ideales de libertad de Estados Unidos terminarían por triunfar.

Las reacciones desencadenas por la película -al parecer producida por un copto (cristiano de Egipto) residente en California, quien este sábado fue interrogado por la policía, y dirigida por un realizador de películas pornográficas-, recuerdan la ira de los musulmanes ante la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, en 2006, por un diario danés.