• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Putin presidirá los festejos del 70 aniversario de la batalla de Stalingrado

El presidente ruso, Vladímir Putin / AFP

El presidente ruso, Vladímir Putin / AFP

El líder ruso visitará el cementerio donde yacen los restos de cientos de miles de soldados y civiles muertos en la épica batalla que se prolongó durante 200 días

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente ruso, Vladímir Putin, presidirá mañana los festejos con ocasión del 70 aniversario de la batalla de Stalingrado, según informó hoy el Kremlin.


Putin presidirá una parada militar en Volgogrado, antigua Stalingrado, tras lo que visitará el monumento dedicado a los caídos en la batalla de la Segunda Guerra Mundial en la que el Ejército Rojo derrotó a las tropas alemanas.

El líder ruso visitará el cementerio donde yacen los restos de cientos de miles de soldados y civiles muertos en la épica batalla que se prolongó durante 200 días (entre julio de 1942 y febrero de 1943).

Además, departirá con los veteranos, que rondan los 90 años de edad, visitará el museo dedicado a Stalingrado y ofrecerá un breve discurso durante un concierto en el pabellón de deportes de la ciudad bañada por el Volga.

En julio de 1942, la ciudad que recibió su nombre del líder soviético, Iósif Stalin, estaba a punto de caer en manos de los alemanes, por lo que Moscú tuvo que recurrir a reservistas sin experiencia, muchos de los cuales perecieron bajo el infernal bombardeo alemán.

Según la historiadora Tatiana Prikázchikova del Museo de Stalingrado, ni Hitler ni Stalin sospechaban que esa ciudad sería crucial para decidir el destino de la guerra.

Stalin pensó que Hitler optaría por lanzar en el verano de 1942 una nueva ofensiva sobre Moscú, pero los alemanes renunciaron a la capital rusa y decidieron hacerse con el control del Cáucaso para cortar los suministros de combustible al Ejército Rojo.

Como consecuencia, la ciudad de poco más de medio millón de habitantes prácticamente desapareció de la faz de la tierra debido a los bombardeos alemanes. En sus calles y en los alrededores perecieron más de dos millones de soldados soviéticos y alemanes.

Además de ser una de las batallas más sangrientas de la historia de la humanidad, los historiadores opinan que Stalingrado cambió el rumbo de la contienda mundial, ya que los soviéticos demostraron al mundo que el poderoso Ejército alemán no era invencible.

Stalingrado supuso el comienzo de la gran contraofensiva soviética que comenzó con la expulsión del invasor nazi y acabó con la conquista de Berlín en 1945.

En víspera del aniversario, las autoridades de Volgogrado decidieron recuperar para las efemérides el nombre de Stalingrado, lo que ha causado una gran controversia en este país.