• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Putin: Se ha dado un paso decisivo pero sólo es el primero

El presidente ruso, Vladimir Putin | Fotos: Agencias

El presidente ruso, Vladimir Putin | Fotos: Agencias

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó hoy que el acuerdo alcanzado en Ginebra entre el Grupo 5+1 e Irán que congelará durante seis meses el programa nuclear iraní a cambio de un alivio de las sanciones contra Teherán es un "paso decisivo, pero sólo el primero en un largo y complejo camino"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Como resultado de las negociaciones para el arreglo de la situación en torno al programa nuclear iraní se ha logrado acercar la solución de uno de los problemas más complejos de la política mundial", se afirma en una declaración de Putin difundida por el Kremlin.

El Presidente ruso destacó que el acuerdo de Ginebra fue posible gracias al "enfoque constructivo" de los dirigentes de los países del Grupo 5+1, Irán y de los representantes de las estructuras europeas, así como "al intenso trabajo de los equipos negociadores". "Este acuerdo es un conjunto equilibrado de medidas y, sin duda, influirá positivamente en el desarrollo de la situación internacional, en particular en la región de Oriente Medio", añadió.

El jefe del Kremlin señaló que Rusia siempre se pronunció por una solución negociada al problema nuclear iraní y que "es muy importante que el plan de acciones de Ginebra se base en este tipo de ideas y enfoques". También se congratuló de que los principios de reciprocidad y avances por etapas propuestos anteriormente por Rusia "quedaron plenamente reflejados en el documento acordado y recibieron apoyo y reconocimiento internacional". "Subrayo, se ha hado un paso decisivo, pero es sólo el primero en un largo y complejo camino", recalcó Putin.

Agregó que Rusia, junto con los demás participantes en las negociaciones, está dispuesta a "continuar pacientemente la búsqueda de una solución global, aceptable para todas las partes". Según Putin, dicha solución deberá "garantizar el derecho inalienable de Irán a desarrollar un programa nuclear pacífico bajo el control del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica), así como la seguridad de todos los países de Oriente Medio, incluido Israel".