• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Putin niega rasgos de estalinismo en su gestión y existencia presos políticos

El presidente de Rusia, Vladímir Putin / AFP

El presidente de Rusia, Vladímir Putin / AFP

"Todos los ciudadanos de Rusia, independientemente de sus funciones, deben ser iguales ante la ley", señaló

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente ruso, Vladímir Putin, negó hoy que en su gestión existan rasgos de estalinismo y que en Rusia se encarcele a los opositores al Kremlin por motivos políticos.

"No considero que aquí haya algún elemento de estalinismo. El estalinismo se vincula con el culto a la personalidad y masivas violaciones de la ley con represiones y campos de trabajo. No hay nada que se le parezca en Rusia y espero que nunca más lo haya", dijo.

Putin, que hizo estas declaraciones durante una comparecencia en la que respondió en directo a las preguntas de los ciudadanos, subrayó que en Rusia debe haber "orden y disciplina".

"Todos los ciudadanos de Rusia, independientemente de sus funciones, deben ser iguales ante la ley", señaló, en referencia al grupo punk Pussy Riot y a los jóvenes vándalos que profanan las tumbas de los veteranos soviéticos.

El jefe del Kremlin insistió en que "nadie mete especialmente a alguien entre rejas por motivos políticos".

"No por ideas políticas (...), sino por violaciones de la ley", señaló, y añadió que manifestaciones políticas "deben existir y es necesario que se celebren, pero en el marco de la ley para no alterar la vida normal de la gente".

Putin aconsejó a la oposición extraparlamentaria a legalizarse y luchar por el apoyo de los votantes a través de la formación de partidos políticos.

"Una cosa es gritar y otra hacer propuestas positivas. Y eso sólo puede hacerse en el marco legal. Por favor, actúen, luchen, entren en el Parlamento, demuestren que están en lo cierto", señaló.

Y se mostró dispuesto a dialogar de manera profesional y civilizada con toda la oposición, incluso con la extraparlamentaria, aunque matizó que algunos dirigentes opositores rechazan conversar con el Kremlin.

En cuanto al juicio por el robo de más de 10.000 metros cúbicos de madera contra el bloguero anticorrupción y opositor, Alexéi Navalni, se mostró "convencido" de que el proceso será "objetivo".

"Por cierto, ya se lo dije de manera muy clara a la Fiscalía General y a otros órganos de seguridad. La gente que lucha contra la corrupción debe ser limpia de manera cristalina. De lo contrario, todo adquiere una forma de publicidad y propaganda política", indicó.

Putin añadió que "nadie debe albergar la ilusión de que si alguien grita 'detengan al ladrón', eso no quiere decir que a él se le permita robar".

"Eso no significa que si una persona tiene unas ideas diferentes a las del poder, haya que buscar cualquier excusa para llevarlo a los tribunales y después a la cárcel", dijo.

Mientras Putin comparecía ante la televisión, el opositor Konstantín Lébedev fue condenado hoy a 2,5 años de cárcel por organizar desórdenes masivos durante la multitudinaria protesta antigubernamental del 6 de mayo de 2012.

Y la organización rusa Golos, que defiende los derechos de los electores y supervisa la limpieza de los comicios, se convirtió hoy en la primera ONG rusa multada por su negativa a registrarse como "agente extranjero" al recibir financiación exterior y cumplir funciones políticas.

Según la organización Human Rights Watch, Rusia vive el peor ataque contra la sociedad civil desde la disolución de la Unión Soviética.