• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Putin asegura que no se cumple el alto el fuego en Ucrania

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, se reunió con su colega italiano ante líderes de la Unión Europea (UE)/ EFE

El presidentes de Rusia, Vladímir Putin / EFE

El presidente de Rusia dijo estar convencido de que es posible poner fin al estancamiento de negociaciones en Ucrania, donde los rebeldes pro rusos llevan combatiendo desde marzo con las tropas de Kiev, en un conflicto que se ha cobrado al menos 4.000 vidas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo creer que la paz en Ucrania es posible pero que ningún bando está cumpliendo por completo el acuerdo de paz firmado en septiembre.

En una entrevista con la televisión alemana emitida el domingo por la noche, Putin dijo estar convencido de que es posible poner fin al estancamiento de negociaciones en Ucrania, donde los rebeldes pro rusos llevan combatiendo desde marzo con las tropas de Kiev, en un conflicto que se ha cobrado al menos 4.000 vidas.

Además, Putin dijo que ni los rebeldes ni las tropas ucranianas se han retirado por completo de lugares clave en la región para crear una zona neutral intermedia, un elemento crucial de la tregua acordada en septiembre.

"Es cierto que hay ciertas posiciones que las formaciones armadas rebeldes deben abandonar, y no están siendo abandonadas" dijo, aunque también acusó a los ucranianos de no cumplir su parte del acuerdo y dar mal ejemplo a los rebeldes.

Desde que el presidente ucraniano pro ruso fuera derrocado del poder el pasado febrero, Moscú ha descrito a menudo al nuevo gobierno de tendencia occidental como una "junta" llevada al poder en un golpe de estado inconstitucional. El domingo se mostró más diplomático, señalando que creía que Ucrania es "un gran país europeo con una cultura europea".

Pero también arremetió contra elementos nacionalistas de ultra derecha en Ucrania y contra lo que Moscú percibe como represión de los rusófonos en la región.

"Lo diré sin tapujos: estamos muy preocupados por que pueda surgir el deseo de emplear la limpieza étnica. Tememos una deriva hacia el neo nazismo", afirmó.

En respuesta a una pregunta sobre si Rusia estaba armando a los rebeldes, como alegan Kiev y las potencias occidentales, Putin dijo sólo que "cualquiera que emprenda una lucha que considere justa encontrará armas".

El presidente ruso insistió en que sin esas armas, los rebeldes serían rápidamente destruidos por las fuerzas ucranianas, algo que Rusia "no quiere y no permitirá". Aunque Putin evitó reconocer la intervención material de Rusia en el conflicto, sus declaraciones fueron más allá que comparecencias anteriores al insistir en la voluntad de Moscú de apoyar a los separatistas.

Por otro lado, la canciller alemana, Angela Merkel, empleó el lunes un tono desafiante al referirse a las sanciones contra Rusia por su papel en Ucrania, diciendo que esas medidas permanecerán en vigor "tan lejos y tanto tiempo como sean necesarias", durante un discurso tras la cumbre del G-20 en Australia.

Merkel se pronunció en contra de un sistema político dominado por "esferas de influencia, que desprecian la ley internacional" y advirtió de que conflictos regionales como el que asola el este de Ucrania "pueden convertirse muy deprisa en grandes incendios".

Pero en Bruselas, la jefa de asuntos exteriores de la Unión Europa dijo que imponer nuevas sanciones contra Rusia no ayudaría a la crisis en el este de Ucrania.

Federica Mogherini dijo en una reunión de ministros de Exteriores de la UE que debe relanzarse el diálogo con Rusia, y que buscaba más formas de ayudar a Ucrania en la introducción de reformas económicas e institucionales.

Durante la cumbre del G-20 celebrada el fin de semana en Brisbane, Australia, los líderes mundiales criticaron a Putin por la escalada de agresiones rusas en Ucrania, pero no dieron con una estrategia clara de aumentar su presión diplomática.