• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Putin: Rusia superará las sanciones de occidente

Putin aseguró tener sondeos que indicaban que la mayoría de la población ucraniana quería integrarse a Rusia | Foto AFP / Archivo

Vladimir Putin, presidente de Rusia | Foto AFP / Archivo

El presidente de Rusia dio una alocución por televisión en la que responde las pregunta de los ciudadanos de su país. La crísis en Ucrania ocupó la mayor parte de tiempo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante cuatro horas, el presidente ruso, Vladímir Putin, respondió hoy en directo por televisión a las preguntas de los ciudadanos, a los que aseguró que la economía se recuperará en dos años a pesar de las sanciones y se mostró algo más conciliador de lo habitual con Occidente.

Un Putin inusualmente apagado pronosticó que "todo lo que vemos ahora, el fortalecimiento de rublo, el crecimiento de los mercados y otras circunstancias, hace pensar que esto ocurrirá en unos dos años", en alusión a la recuperación económica.

Afirmó que la sanciones occidentales contra Rusia ya no obedecen a la crisis ucraniana, por lo que no espera su pronto levantamiento.

"Les he dicho a los empresarios que por ahora no se puede esperar el levantamiento de las sanciones, porque se trata de un asunto meramente político... un asunto de interacción estratégica con Rusia, para contener nuestro desarrollo", afirmó el jefe del Kremlin.

"Rusia no es Irán. Nuestra economía es más grande y mucho más diversificada que la de Irán", replicó Putin cuando uno de los moderadores comparó a los dos países por estar sometidos a sanciones.

La crisis de Ucrania ocupó buena parte del programa, y sobre ella Putin negó tajantemente que Rusia haya enviado tropas al este de ese país para luchar junto a los separatistas prorrusos sublevados contra Kiev, como acusan la propia Ucrania y Occidente.

"Se lo digo directa y claramente: no hay tropas rusas en Ucrania", declaró Putin.

El presidente se mostró convencido de que una guerra entre Rusia y Ucrania es imposible, y tranquilizó a una habitante de una región fronteriza con la zona del conflicto. "Puede usted estar tranquila", aseguró.

Tampoco quiere Rusia "resucitar el imperio", dijo Putin, que reconoció: "Después de la Segunda Guerra Mundial intentamos imponer a muchos países de Europa Oriental nuestro modelo de desarrollo y lo hicimos por la fuerza... No hay nada bueno en ello y las consecuencias las seguimos sintiendo hoy en día".

"A grandes rasgos, así se comportan también hoy los norteamericanos al intentar imponer su modelo prácticamente a todo el mundo... Estados Unidos no necesita aliados, sino vasallos", continuó, en uno de los pocos momentos en que elevó su belicosidad hacia Occidente.

Rusia no considera enemigo a ningún país, sino a los terroristas y al crimen organizado -dijo-, pero añadió que "la principal condición para el restablecimiento de unas relaciones normales (con Occidente) es el respeto a Rusia y a sus intereses".

Preguntado por el suministro de misiles antiaéreos a Irán -que hoy fue acordado en Moscú por los ministros de Defensa de ambos países- opinó que ya no hay motivo para no hacerlo después del preacuerdo alcanzado recientemente en Ginebra sobre el controvertido programa nuclear iraní.

Volvió a tranquilizar a Israel -que se opone radicalmente al acuerdo nuclear con Irán- asegurando que los sistemas S-300 no le amenazan, ya que son "armas defensivas".

Y no olvidó destacar que es Estados Unidos el principal suministrador de armas a los países de Oriente Medio.

Mientras hablaba en directo fue informado del asesinato hoy en Kiev del conocido periodista prorruso Oles Buzina, abatido a tiros frente al portal de su casa.

Esto menos de 24 horas después de que muriera de forma similar un antiguo diputado del Partido de las Regiones, la formación del derrocado presidente ucraniano Víktor Yanukóvich.

"Este no es el primer asesinato político... En Ucrania nos topamos con una serie de asesinatos de esa clase. ¿Dónde están los asesinos de esa gente? Simplemente, no los hay. Ni los asesinos, ni los que los encargaron. Y en Europa y Estados Unidos prefieren mirar hacia otro lado", afirmó Putin.

Cuatro horas de programa dan para mucho, sobre todo si en los diez días que ha funcionado el centro de recepción se han recibido hasta 3 millones de preguntas, por lo que el líder ruso tuvo ocasión de decir que no desea ser secretario general de la ONU ni tampoco ser clonado.

Incluso atendió a un grupo de mujeres que le pidieron que, como comandante en jefe del Ejército, ordenara al marido de una amiga, militar retirado, que permitiera a su esposa comprar un perro.

"No puedo ordenarle nada, porque Borís podría decirme que me ocupe de mis asuntos, y tendría razón. Pero podemos decirle: 'Borís, por favor, ten la bondad, permite a tu mujer comprar un perro. Esto es bueno para la familia'", dijo Putin.

Aunque, como "plan B", propuso a la mujer ser astuta y decirle al marido: "Ya no quiero un perro, hagamos lo que tú digas", tras lo cual Borís -según Putin- "le comprará no solo un perro, sino hasta un elefante".