• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Putin insiste ante Merkel en necesidad de reforma constitucional en Ucrania

En la imagen, Angela Merkel, canciller de Alemania y Vladimir Putin, presidente de Rusia| Reuters

En la imagen, Angela Merkel, canciller de Alemania y Vladimir Putin, presidente de Rusia| Reuters

Ambos políticos abordaron el presunto bloqueo de la separatista república moldava de Transdniéster

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente ruso, Vladímir Putin, insistió hoy en una conversación telefónica con la canciller alemana, Angela Merkel, en la necesidad de una reforma constitucional en Ucrania que proteja los intereses de todas las regiones.

"Putin subrayó la importancia de organizar (en Ucrania) una reforma constitucional que garantice los intereses legítimos de todas las regiones ucranianas", destacó el Kremlin en un comunicado.

En su conversación telefónica, además de la situación en Ucrania, ambos políticos abordaron el presunto bloqueo de la separatista república moldava de Transdniéster.

Según el Kremlin, "el líder ruso habló sobre la necesidad de adoptar medidas eficaces para levantar el bloqueo de esa región desde el exterior y buscar una solución justa y global al problema".

El sábado, Putin llamó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para hablar de Ucrania y Crimea, pero aprovechó para poner sobre la mesa la situación en Transdniéster, conflicto en el que también se encuentran implicados rusos étnicos.

El mandatario ruso denunció "el bloqueo exterior al que prácticamente está sometido Transdniéster, lo que dificulta notablemente las condiciones de vida de los habitantes de la región, dificulta sus movimientos, el comercio y la actividad económica".

Nada más estallar el conflicto en la autonomía ucraniana de Crimea, que entró a formar parte de la Federación Rusa el 18 de marzo, se trazaron los primeros paralelismos con Transdniéster.

Transdniéster celebró en 2006 un referéndum en el que un 96 % de los votantes apoyaron la independencia para su posterior incorporación a Rusia.

En Transdniéster, que rompió lazos con Moldavia tras una cruenta guerra civil (1992-1993) en la que contó con la ayuda de Moscú, más del 60 por ciento de la población es rusa y ucraniana.

Desde el final de aquella contienda, que costó la vida a centenares de personas, Moldavia aboga por la integración de los dos territorios separados por el río Dniéster, a lo que siempre se han negado los separatistas.

Rusia, que cuenta con unos 1.350 soldados en la zona desde 1993, defiende la integridad territorial moldava, pero también la concesión de un estatus especial a Transdniéster, como condiciones para el arreglo del problema.