• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Putin: Corte del gas al este de Ucrania huele a genocidio

El presidente ruso, Vladimir Putin/ EFE

El presidente ruso, Vladimir Putin, criticó al gobierno de Ucrania / EFE

El presidente de Rusia criticó las medidas del gobierno de Kiev de no suministrar el hidrocarburo a las regiones rebeldes prorrusas de Donetsk y Lugansk

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó hoy que el corte de suministro de energía por parte del gobierno de Ucrania a las regiones rebeldes prorrusas de Donetsk y Lugansk "huele a genocidio".

"Por si no bastara con que allí (en Donetsk y Lugansk) se pasa hambre y con que la OSCE haya constatado que hay una catástrofe humanitaria, encima les cortan el gas. ¿Cómo se llama eso? Eso ya huele a genocidio", dijo Putin en conferencia de prensa tras reunirse con su colega de Chipre, Nikos Anastasiadis.

El jefe del Kremlin recordó que, además de las milicias rebeldes, en los territorios rebeldes también viven "niños, mujeres y ancianos (...) que nada tienen que ver con el conflicto".

Putin añadió que los acuerdos de paz de Minsk firmados el pasado 12 de febrero obligan a las autoridades ucranianas a garantizar el suministro de energía a los territorios controlados por los separatistas.

Por otro lado, el presidente ruso confirmó que el monopolio gasístico ruso Gazprom cerrará en tres días el grifo del gas a Ucrania si el Ejecutivo de Kiev no abona por adelantado su consumo previsto para el mes de marzo.

"Lo que ya ha abonado la parte ucraniana da para tres o cuatro días de suministro. Si no hay prepago, Gazprom cortará el suministro en virtud del contrato", advirtió Putin, que reconoció que la medida "puede crear cierta amenaza para el tránsito (del gas) a Europa".

La advertencia se produce en medio de la disputa sobre a quién facturar los suministros directos de Gazprom a los territorios del este de Ucrania controlados por los separatistas, iniciados el pasado día 19 después de que Kiev cortara el gas a esas regiones.

Kiev se niega a pagar por ese gas argumentando que no puede controlar ni los volúmenes ni el uso que le dan los sublevados.

Moscú, sin embargo, ya ha advertido de que se cobrará el gas enviado a los territorios sublevados del dinero abonado por Kiev por los suministros de febrero.

"Suministraremos hasta que haya dinero, incluidos por supuesto los volúmenes que, por motivos humanitarios, estamos transfiriendo en estos momentos, por una ruta alternativa, a las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk", dijo la semana pasada el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev.

La Comisión Europea (CE) reiteró hoy su preocupación por esta disputa y ha exigido a Rusia y Ucrania que cumplan con el llamado "paquete de invierno", el acuerdo alcanzado en octubre pasado que permitió restablecer el tránsito de gas ruso a Ucrania hasta finales de marzo.

"Tenemos informaciones contradictorias de las dos partes sobre el suministro de gas a las regiones de Donetsk y Lugansk. Mi propuesta es contabilizar por separado" esos suministros, sugirió hoy el comisario europeo de Energía, el eslovaco Maros Sefcovic.

El comisario anunció que la CE trabaja en la organización de una reunión a tres bandas, con participación de los ministros de Energía ruso y ucraniano, para tratar este asunto.