• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Puerto Rico reconocerá el matrimonio gay

Foto: thetaskforceblog.org

Foto: thetaskforceblog.org

La isla es territorio no incorporado de EE UU y está regida bajo las mismas leyes del sistema federal estadounidense

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Puerto Rico anunció hoy que adoptará de inmediato los cambios necesarios para hacer valer la decisión del Tribunal Supremo de EE UU de reconocer el derecho al matrimonio entre las personas del mismo sexo.

"Próximamente estaré firmando una orden ejecutiva para hacer efectiva de forma ordenada pero inmediata, y con todas las consecuencias legales que pueda acarrear, la decisión del Tribunal", anunció este viernes el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla.

Aunque con un alto grado de autonomía en el ámbito interno, Puerto Rico es un Estado Libre Asociado a EE UU en el que rigen las leyes estadounidenses de ámbito federal.

Hace poco más de tres meses el Gobierno de García Padilla estaba defendiendo en los tribunales federales una disposición del Código Civil local que establecía que el matrimonio debía ser entre un hombre y una mujer, pero un cambio de criterio hizo que anunciara su intención de promover la legislación oportuna para reconocer la igualdad de derechos de las parejas del mismo sexo.

"Le he pedido al secretario de Justicia que se evalúen cualesquiera otros cambios que por legislación se deban promover para adecuar nuestro ordenamiento jurídico a esta nueva realidad", añadió García Padilla.

Aprovechó para pedir "a todos los que como yo somos personas de fe, que comprendamos que a nadie le toca imponerle a otro su credo religioso", afirmó.

"Para que cada cual pueda adorar a Dios según su propia conciencia, nos corresponde defender las libertades democráticas de cada individuo, de tal forma que nunca se nos pueda coartar la nuestra", apuntó.

Puerto Rico es territorio estadounidense desde 1898 y se define como Estado Libre Asociado a ese país, con Constitución propia y con un importante grado de autonomía, aunque EE UU se reserva apartados como defensa, moneda, inmigración y aduanas, entre otros.